May 19, 2021
De parte de Nodo50
1,468 puntos de vista


  • El Tribunal Supremo admite el recurso de casaci贸n de Ecologistas en Acci贸n en contra de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura que declar贸 la imposibilidad de demoler Marina Isla de Valdeca帽as.
  • La organizaci贸n ecologista pretende evitar que se utilicen argucias para no ejecutar sentencias de demolici贸n de obras n铆tidamente contrarias a la legislaci贸n urban铆stica y ambiental.

Hace ya trece a帽os que Ecologistas en Acci贸n inici贸 un proceso administrativo y judicial en contra de una urbanizaci贸n, Marina Isla de Valdeca帽as, que se dise帽贸 en plena zona Red Natura 2000, un espacio te贸ricamente protegido y no urbanizable.

Resulta dif铆cil encontrar un caso tan rotundo de vulneraci贸n de la legislaci贸n ambiental y urban铆stica como este: varias sentencias en contra del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), del Supremo y del Constitucional, con informes del CSIC que avalaban la necesidad de demoler esta urbanizaci贸n ilegal, etc. Por eso, result贸 tan sorprendente el auto del TSJEx de 30 de junio de 2020 en el que se declaraba la imposibilidad material de demoler los edificios ya terminados, limit谩ndose a eliminar los que estaban a medio construir.

Para Ecologistas en Acci贸n, con aquel auto se sentaba un peligroso precedente: ante vulneraciones palmarias de la legislaci贸n urban铆stica y ambiental, la pol铆tica de hechos consumados tirar铆a por tierra toda la normativa de urban铆stica y de espacios protegidos, como la Red Natura 2000. Efectivamente, los mismos razonamientos del TSJEx ser铆an aplicables a muchas obras ilegales, declar谩ndose luego imposible su demolici贸n por el impacto socioecon贸mico que pudiera provocar. Carta blanca para construir de forma ilegal.

Por eso, la organizaci贸n ecologista decidi贸 recurrir en casaci贸n este auto ante el Tribunal Supremo y considera muy importante que haya sido admitida en este auto, fechado en 6 de mayo y comunicado ahora. Espera que en esta instancia judicial se haga prevalecer el cumplimiento de la ley, el inter茅s general de la ciudadan铆a y el respeto al medio ambiente.

Por 煤ltimo, Ecologistas en Acci贸n quiere enfatizar que todo este largo proceso judicial y todos los gastos que va a acarrear se podr铆an haber evitado si el TSJEx hubiera decretado la paralizaci贸n cautelar de las obras, apenas iniciadas en 2012 cuando dict贸 su primera sentencia en contra de Marina de Valdeca帽as. Sin embargo, en lugar de proceder de ese modo, condicion贸 la paralizaci贸n a que las organizaciones ecologistas demandantes (Adenex y Ecologistas en Acci贸n) depositaran una fianza de 41 millones de euros, algo disparatadamente fuera de su alcance.




Fuente: Ecologistasenaccion.org