January 20, 2023
De parte de SAS Madrid
238 puntos de vista

Vecinas preparan otra gran marcha en defensa de la sanidad p煤blica en Madrid.

M谩s de 600.000 personas colapsaron las principales arterias de Madrid el pasado 13 de noviembre en defensa de la sanidad p煤blica. De fondo, la reorganizaci贸n de las urgencias extrahospitalarias, los conocidos Puntos de Atenci贸n Continuada (PAC), que reabr铆an con las plantillas incompletas, y unos centros de salud colapsados, con los profesionales de Atenci贸n Primaria al borde de la huelga. Hoy, y tras dos meses de esta demostraci贸n de fuerza, la situaci贸n no ha cambiado, es m谩s, se ha recrudecido, seg煤n la valoraci贸n de las organizaciones vecinales que organizaron la marcha del 13-N. Es por ello que convocan otra cita: el pr贸ximo 12 de febrero a las 12:00 horas en una marcha con cuatro columnas hacia Cibeles.

鈥淓s incre铆ble que despu茅s de ver a cientos de miles de personas en la calle no se tenga ninguna voluntad de solucionar el problema de la sanidad p煤blica en la Comunidad de Madrid鈥, expresa Concha P茅rez Rosales, vecina de la Plataforma por la Sanidad P煤blica Sierra de Guadarrama, y participante de las asambleas preparatorias. As铆 las cosas, el gobierno de Isabel D铆az Ayuso no ha reforzado las plantillas de los PAC y estos contin煤an funcionando a medio gas, y sin m茅dico en los centros urbanos. Seg煤n los datos que recaban los trabajadores de estas urgencias, el 57% de los centros han abierto con la plantilla incompleta en el 煤ltimo mes.

Mientras, los m茅dicos de Atenci贸n Primaria han decidido retomar su huelga indefinida, que comenzaron el 21 de noviembre, despu茅s de que la Consejer铆a de Sanidad no ofrezca unas mejoras salariales suficientes y siga haciendo de este nivel asistencial un sumidero del que huyen los profesionales reci茅n formados, en palabras del sindicato m茅dico convocante AMYTS.

Al mismo tiempo, las urgencias de los grandes hospitales de Madrid se van colapsando y el sistema, en su totalidad, se tambalea, tal y como valora P茅rez. 鈥淓s imprescindible continuar en la calle. Mientras siguen las movilizaciones en los barrios 鈥攃on protestas semanales junto a los centros de salud鈥, es necesaria otra manifestaci贸n grande para frenar el deterioro grande que est谩 sufriendo todo el sistema鈥, advierte.

Y, desde aquel 13N, el movimiento vecinal ha ganado m煤sculo. As铆, 93 colectivos participan ya en las asambleas preparatorias para una movilizaci贸n que se prev茅 con la misma fuerza o, incluso con m谩s, que la que tuvo el 13-N.  鈥淟a asamblea la componen plataformas, colectivos, asociaciones vecinales, organizaciones de mujeres que defienden la sanidad p煤blica, pensionistas鈥 es muy transversal y cada vez se suma m谩s gente. En la 煤ltima reuni贸n que tuvimos, la del pasado d铆a 11 de enero, hubo varios colectivos que fueron por primera vez鈥, describe P茅rez mientras a帽ade que llevan dos reuniones con aforos que superan las 60 personas, con un representante por asociaci贸n. Limitaci贸n impuesta porque, sino, sus encuentros se har铆an inacabables. 

Cambios en el recorrido

Un desborde que tambi茅n ha obligado a cambiar el recorrido. As铆, mientras la columna Norte mantiene su salida desde Nuevos Ministerios y la Este desde el Hospital de la Princesa, la columna del Oeste cambia su salida hacia Plaza Espa帽a y la columna Sur hacia Legazpi. 鈥淣uestra columna, la Oeste, en esta pr贸xima manifestaci贸n saldr谩 desde Plaza de Espa帽a para empalmar con Gran V铆a. En la manifestaci贸n anterior salimos desde 脫pera y, por el colapso y la falta de espacio suficiente, acab贸 bifurc谩ndose鈥, explica P茅rez. Situaci贸n an谩loga se vive en la columna Sur, que en la anterior ocasi贸n sali贸 desde Atocha 鈥渄onde ya no se pod铆a avanzar鈥 por lo que retrasa su salida hasta Legazpi, desde donde ir谩n recogiendo a gente hasta Atocha en su camino a Cibeles.

Ana Rosa Encinas, m茅dica de familia integrante de la Plataforma Centros de Salud, que tambi茅n pertenece a la asamblea preparatoria de estas manifestaciones, conf铆a en que esta convocatoria sea a煤n m谩s multitudinaria. 鈥淟a situaci贸n cada vez est谩 peor en cuanto a la Atenci贸n Primaria y la gente va abriendo los ojos. Ya la ideolog铆a pol铆tica es dif铆cil que pueda sostener tantas deficiencias y tan nefasta gesti贸n鈥, expresa Encinas.

Esta m茅dica relata que en su centro de salud, el de F谩tima (Carabanchel), las agendas rondan todos los d铆as los 50 pacientes. Y no es de los peores. 鈥淓n algunos centros de salud se manejan agendas de 70 y hasta 80 pacientes al d铆a鈥, advierte. Encinas, que acude a las asambleas principalmente como usuaria, cree que la uni贸n es la clave para que las cosas cambien. 鈥淢i mayor implicaci贸n est谩 en participar con los movimientos vecinales, que son los que tienen la posibilidad de parar esto. Nuestra fuerza como trabajadores es m谩s limitada, sostener la huelga en el tiempo es m谩s complicado por el tema econ贸mico y tambi茅n por el lado emocional, es duro saber que los pacientes te est谩n esperando鈥, relata.

Y deja un 煤ltimo mensaje: 鈥淰amos a conseguir implicar a la juventud, es importante que empiece a tomar el relevo, y que muchos de los que no pudieron salir a la calle en la anterior convocatoria, salgan en esta ocasi贸n鈥, remata mientras desde la plataforma vecinal siguen tejiendo la nueva convocatoria en una pr贸xima asamblea que tendr谩 lugar el 25 de enero. En ella, se recoger谩n los carteles y las octavillas para empezar la difusi贸n a pie de calle. Vestir Madrid con sus carteles no ser谩 tarea complicada. Y m谩s teniendo en cuenta que las manos, y el descontento, se multiplica d铆a tras d铆a.

Enlace relacionado ElsaltoDiario.com 18/01/2023.




Fuente: Sasmadrid.org