June 17, 2022
De parte de SAS Madrid
15 puntos de vista

Aumenta la presi贸n para que los Servicios de Urgencias de Atenci贸n Primaria (SUAP) vuelvan a la vida en la Comunidad de Madrid. Hoy vecinas, vecinos, sanitarios, sanitarias y activistas sindicales han acudido hasta las puertas de la Asamblea de Madrid para exigir la reapertura de estos dispositivos, cerrados desde el 22 de marzo de 2020, con la excusa de que en su interior no se pod铆an establecer circuitos de sucio y limpio durante los meses m谩s duros del covid. 

Bajo el lema ‘SUMMANDO Fuerzas’ y mientras la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel D铆az Ayuso, niega la mayor y asegura que est谩n abiertos, el colectivo de trabajadores del SUMMA, junto a vecindario de Carabanchel, Arganzuela, Villaverde o Vallecas y una veintena de plataformas y organizaciones sindicales, han presionado para la vuelta de estos 37 servicios de urgencias que atend铆an a la poblaci贸n durante las noches, los festivos y los fines de semana.

Con gritos de 鈥淎yuso dimisi贸n鈥 y 鈥淪anidad p煤blica鈥, y sujetando pancartas que han pedido la reapertura de estos dispositivos, la protesta ha ganado enteros y ha ocupado la carretera tras la aparici贸n de una columna vecinal llegada desde el centro de salud Campo de la Paloma en Vallecas, que ha sido recibida entre aplausos.

Los anta帽o trabajadores de los SUAP, que pertenecen al SUMMA, acababan el pasado d铆a cinco de junio sus tareas de vacunaci贸n en el WiZink Center. Pero, entre quejas de la plantilla y de manera repentina, eran avisados de que no volver铆an a la casilla de salida y que ser铆an trasladados hasta el Hospital de pandemias Enfermera Isabel Zendal, para proseguir con una campa帽a de vacunaci贸n que hoy camina a medio gas.

鈥淓n el transcurso de esta semana, los m谩s de 200 trabajadores desplazados volvemos a realizar un n煤mero m铆nimo de vacunaciones: hasta ahora una media de unas 415 vacunas al d铆a, con alrededor de 40 profesionales tambi茅n por turno y d铆a鈥, explican los trabajadores del SUAP en un comunicado.

Sanitarios y sanitarias que llevan cambiando de lugar de trabajo desde hace dos a帽os. Este es el caso de Aida Boil, enfermera que trabajaba en el SUAP de Villalba. Tras su cierre, pas贸 a atender en coches de enfermer铆a a domicilio de manera temporal. Despu茅s fue desplazada al hospital de campa帽a de IFEMA. Luego, a la campa帽a de vacunaci贸n del WiZink Center, de donde ha conseguido 鈥渆scapar鈥 para no ir al Zendal y quedarse en el centro de coordinaci贸n de alertas ocupando un sitio en una UVI m贸vil que trabaja 24 horas.

鈥淓n el SUAP se atiende a la gente de una forma m谩s continuada. Hac铆amos todo lo que no puede hacer atenci贸n primaria, con un seguimiento de las enfermedades de los pacientes y de sus heridas y es donde deber铆amos estar鈥

鈥淗e conseguido escapar del horror que es el Zendal鈥, asegura a El Salto mientras celebra no tener que desplazarse hasta Valdebebas, el lugar donde se ubica el hospital de pandemias. 鈥淗ace cosa de cuatro a帽os hicimos un traslado interno y eleg铆 el SUAP porque era donde quer铆a estar y es donde quiero estar. Era una forma de cambiar mi ruta, llevaba 13 a帽os en las UVI de Madrid鈥 relata quien pone en valor la atenci贸n que se daba en estos dispositivos. 鈥淓n el SUAP se atiende a la gente de una forma m谩s continuada. Hac铆amos todo lo que no puede hacer atenci贸n primaria, con un seguimiento de las enfermedades de los pacientes y de sus heridas y es donde deber铆amos estar鈥.

Boil, quien ha acudido a la concentraci贸n con la columna de vecinas que part铆an a pie desde el centro de salud Campo de la Paloma en Vallecas, a帽ade m谩s datos para ilustrar la eficacia de estos dispositivos. 鈥淓n una UVI en una noche de mucho trabajo est谩s haciendo seis avisos. Una noche mala en un SUAP en Vallecas est谩s viendo a 30-40 pacientes como m铆nimo鈥.

Por ello, para esta enfermera, el cierre de los SUAP, forma parte de una estrategia. 鈥淵o creo que es una forma de privatizar la sanidad, de decir que no somos capaces de llegar a los pacientes y que necesitamos de la privada para llegar. Cosa que no es real鈥.

鈥淓stos centros cerrados desde hace m谩s de dos a帽os son un buen ejemplo de la degradaci贸n paulatina de la Sanidad P煤blica de Madrid que est谩 realizando la Consejer铆a de Sanidad鈥, avisan los trabajadores del SUMMA en el comunicado, mientras a帽aden que estos movimientos son muestra del desmantelamiento de la sanidad p煤blica en la Comunidad de Madrid que aseguran era 鈥減revio a la pandemia y ha sido esta circunstancia tan extrema la que ha puesto de manifiesto la situaci贸n de precariedad en la que se encontraba鈥.

Por su parte, las vecinas de Villaverde, agrupadas en la asamblea de este barrio, permanecieron una semana acampadas frente al SUAP del Centro de Salud Los 脕ngeles y, en conversaciones con El Salto, constataban que hab铆an sido testigos de que la poblaci贸n contin煤a asistiendo a las puertas de estos dispositivos durante las noches, y solo les recibe unas persianas bajadas y una derivaci贸n hacia las colapsadas urgencias del Hospital Doce de Octubre.

鈥淪i los SUAP no abren, atenci贸n primaria se hunde. La sanidad p煤blica tiene que estar unida鈥

Para Boil es muy importante la unidad en la lucha. 鈥淪i los SUAP no abren, atenci贸n primaria se hunde. La sanidad p煤blica tiene que estar unida鈥, avisa quien ans铆a volver a su puesto en las urgencias de Villalba, donde eligi贸 pasar sus pr贸ximos a帽os antes de que la pandemia, y las decisiones pol铆ticas, cerraran sus persianas.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com (16/06/2022).




Fuente: Sasmadrid.org