January 21, 2021
De parte de CGT Fesi Bac
167 puntos de vista


Se usa la expresión “Vuelta la burra al trigo” para expresar hartazgo y fastidio frente a una situación que se repite numerosas veces sin que el interlocutor enmiende un ápice su discurso.

Viene como anillo al dedo con el asunto de las VENTAS DIGITALES, porque nuevamente se están cursando instrucciones para que todas las ventas sean digitales y nos vuelve a tocar recordar cuáles son las consecuencias de realizar acciones que el cliente no hace motu proprio porque, si contrata por este medio, una vez que se le ha explicado, nada tenemos que decir.

Esa ansiedad por mejorar con trampas el porcentaje en las ventas digitales no hechas por el cliente podría tener como símil el intentar que una conversación por teléfono fijo, mientras andamos por casa, lo convirtiese en teléfono móvil… No,
¿verdad? ¡¡¡Pues eso!!!

Pero la realidad es bien distinta y lo único que hacemos es perjudicarnos a nosotros y los motivos sobran, sobre todo cuando la inmensa mayoría de las contrataciones se hacen por parte de las Fuerzas de Venta con los móviles de los clientes -UNA BUENA FORMA DE HACERNOS TRAMPAS AL SOLITARIO- (somos especialistas).

Si realizamos dicha práctica… Y los clientes “contratan” por vía digital… Que alguien nos explique cómo se van a cumplir los objetivos de ventas.

Perdemos nuestro palito en el Ranking y por otro lado, le damos la razón al Banco: SOBRA PERSONAL Y OFICINAS ¡¡PORQUE LOS CLIENTES SON DIGITALES!! si tenemos citas hasta para ayudarles a hacer una transferencia, ¿ALGUIEN SE CREE QUE LOS FONDOS O SEGUROS SE LOS CONTRATAN ELLOS?

Pero ésto no es lo más grave, porque cuando la presión nos puede, que por desgracia es muy a menudo, porque tenemos unos/as managers insaciables, con objetivos fuera de toda lógica, se nos puede ocurrir realizar contrataciones que luego se vuelven contra nosotros. ¿Tiene sentido que al final de cada jornada pregunten el número de ventas digitales del día a cada Fuerza de Venta?… Si son digitales se desconocen ¿no? ¿No las hacen los clientes en su casa con su móvil? ¡¡¡Pues eso!!!

Que a nadie se le ocurra cogerle el móvil a un cliente para hacer la contratación de nada. Os recordamos que es una mala práctica. El Banco tiene implantado su código ético y lo aplica cuando lo considera necesario y a quien considera oportuno. Las ventas digitales ya dieron lugar a despidos.

Sobre esto último ya hemos escrito en varias ocasiones y conocemos en nuestro entorno algún caso, incluso se lo hemos dicho a nuestro Presidente en las últimas Juntas de Accionistas -se tomaron medidas, incluidas transparencias al efecto en los comités-, pero el asunto se olvida y, por ello, el título de esta circular, VUELTA LA BURRA AL TRIGO.

Ante este tipo de situaciones volvemos a repetir que lo más importante es nuestro puesto de trabajo, y no la consecución de objetivos totalmente unilaterales.

No caigáis en la “incultura” del compromiso. El compromiso con nuestra empresa debe ser el trabajar con los mayores estándares de calidad y profesionalidad, y no permitir la espada de Damocles de CUÁNTOS SON TUS COMPROMISOS para tal o cual producto. En las oficinas estamos para atender en persona, facturar en persona y, en todo caso, enseñar a usar la APP. Las Ventas Digitales no deben pedirse a la Red de Oficinas, que lo pidan en otro departamento.

Esta loca carrera por la digitalización debería de realizarse por etapas, poco a poco, aunque las etapas sean largas y con puertos de montaña. La Digitalización no debe ser impuesta a toda costa y debe ser enfocada a medio y largo plazo.

¿Os imagináis a los ciclistas teniendo que hacer el recorrido de la vuelta a España en una etapa y encima con tiempo tasado para realizarla? IMPOSIBLE, ¿VERDAD?

  • No es posible que todas/os estemos en el primer tercil y en todos los productos. Al menos nosotros no tenemos ninguna receta para conseguirlo.
  • La experiencia nos dice que los que están en esa situación, a más o menos plazo, les suele afectar en su salud psicológica.
  • Es posible correr los cien metros en sprint y una maratón a ritmo constante, pero lo que es imposible es correr una maratón al ritmo constante de los cien metros.

Debemos de cuidar mucho nuestra forma de actuar y NUNCA HACER CASO de instrucciones verbales no acordes a los principios de BBVA, provengan de donde provengan. Solicitad siempre que os den las instrucciones POR ESCRITO. Instrucciones orales de dudosa legalidad se dan continuamente por “responsables imaginativos” y así luego es muy fácil lavarse las manos y dejarnos como culpables.

Enero de 2021




Fuente: Fesibac.org