April 9, 2021
De parte de Briega
193 puntos de vista


Dos barcos que transportaban vacas y terneros han pasado m谩s de dos meses navegando por el Mediterr谩neo sin destino, ya que la transacci贸n comercial de los cerca de 3.000 individuos a bordo fracas贸. Ning煤n gobierno intervino para rescatarlos y quedaron a la deriva como una mera mercanc铆a rechazada por todos. Ni siquiera pudieron parar para reponer comida ni agua suficientes. Finalmente, volvieron a origen, al puerto de Cartagena, Espa帽a. Debido al estado de salud deteriorado y a las condiciones higi茅nicas deplorables en las que se encontraban, el gobierno espa帽ol decidi贸 que deb铆an ser 鈥渄estruidos鈥 y procedieron a matarlos a todos.

Anteriormente, en noviembre de 2019 se hundi贸 un barco en el Mar Negro, frente a las costas de Ruman铆a, cargado con 14.600 ovejas, de las cuales consiguieron salvar alrededor de 200. Recientemente, el Canal de Suez estuvo bloqueado por un barco encallado durante 6 d铆as. Como consecuencia, m谩s de 400 barcos permanecieron parados, a la espera durante casi una semana. Entre ellos 20 barcos transportaban alrededor de 130.000 animales vivos. De nuevo escase贸 la comida y el agua de reserva.

El Ministerio de Agricultura present贸 un informe veterinario sobre el estado de los terneros que viajaron a bordo del buque 鈥楨ibeik鈥, el segundo barco que tras casi tres meses a la deriva volvi贸 a Cartagena. Por lo visto, 179 terneros hab铆an fallecido y, seg煤n la declaraci贸n realizada ante la Guardia Civil por el capit谩n del barco, fueron descuartizados y lanzados al mar. El resto de animales estaban hacinados y compart铆an espacio con los cuerpos sin vida de sus compa帽eros. Hundidos en la acumulaci贸n de sus propias heces y orina, adem谩s de la sangre de sus heridas, sin posibilidad de tumbarse ni descansar, respirando un aire t贸xico. Muchos presentaban fracturas en las extremidades y la cornamenta. La mayor铆a estaban deshidratados y fam茅licos. Esto nos da una idea de c贸mo son las condiciones de transporte de animales en barco y de las consecuencias de un retraso de la llegada a su destino.

Ovejas transportadas en cami贸n. FOUR PAWS | Aitor Garmendia

A ra铆z de estos incidentes, Igualdad Animal ha intensificado su campa帽a para solicitar la prohibici贸n de la exportaci贸n de animales vivos. Sin embargo, estos no son casos 煤nicos ni aislados debidos a la exportaci贸n, sino parte de lo que implica la explotaci贸n. Millones de animales sufren el transporte de un lugar a otro a diario, ya sea para cambiar de granja o para llegar al matadero. Un 90% de desplazamientos se hacen por carretera, principalmente en camiones y los trayectos pueden durar hasta 90 horas.

A menudo estos animales sufren deshidrataci贸n, no reciben una alimentaci贸n adecuada, est谩n expuestos a fr铆o o calor extremos y no pueden descansar adecuadamente. Todo esto les causa un estr茅s a帽adido a la incomodidad de permanecer en un espacio reducido y a la incertidumbre de no saber a d贸nde van ni qu茅 les van a hacer. Muchos no sobreviven y otros llegan a la granja o al matadero en muy malas condiciones.

Seg煤n la ONG Asociaci贸n Defensa Derecho Animal (ADDA): 鈥淐asi un mill贸n de cerdos al a帽o son enviados desde Holanda a Espa帽a e Italia para ser engordados y nuevamente transportados a Holanda para su sacrificio. Adem谩s, 鈥渃ientos de miles de corderos y ovejas se exportan desde Gran Breta帽a para ser matados en Grecia o Italia鈥. Es decir, el transporte repetido y de largas distancias es una pr谩ctica com煤n en la explotaci贸n animal.

Por otro lado, otras asociaciones de varios pa铆ses denuncian las condiciones del transporte de aves. El dif铆cil manejo de estas a la hora de cargarlas en jaulas y la rapidez para hacerlo de forma rentable les ocasiona contusiones, fracturas y el consecuente dolor durante todo el viaje hasta el matadero. Adem谩s, el Reglamento (CE) 1_2005_tcm30-105033 permite el transporte de estas durante 12 horas sin acceso a comida. Los 煤ltimos datos se presentan en este art铆culo de The Guardian: Un mill贸n de pollos llegan muertos al matadero cada a帽o solo en Inglaterra y Gales.

Seguro que pr谩cticamente todas las personas que han viajado en coche se han cruzado alguna vez con un cami贸n de transporte de animales. Lleno o vac铆o. Si pregunt谩semos qui茅n no se estremece al encontrarse con esta realidad, probablemente nos costar铆a encontrar a alguien que diga que no le afecta en absoluto. En todo caso, algunos nos dir谩n que preferir铆an no verlo o adelantarlo y olvidarlo lo antes posible. Este es el problema. Nos negamos a ver lo que nos molesta o nos provoca incomodidad moral. Sin embargo, la causa de nuestra inquietud no deja de existir cuando la ignoramos o la rechazamos.

En un intento por justificar comer animales, muchos piensan que el transporte es lo de menos, que el sufrimiento de unas horas no tiene demasiada importancia. Adem谩s, el hecho de que los accidentes que ocurren no salgan en los telediarios ni ocupen las primeras planas les resta importancia. Sin embargo, cuando suceden son una aut茅ntica tragedia, ya que las v铆ctimas no reciben atenci贸n m茅dica de ning煤n tipo. Los supervivientes se cargan en otro cami贸n para llevarlos a su destino y los heridos graves son 鈥渄esechados鈥 y metidos en un contenedor. En este art铆culo se describe un caso reciente en el que un cami贸n cargado con 170 cerdos volc贸 y tras dejarlos horas agonizando, solamente lograron salvar a 12 cerdos.

Uno podr铆a pensar que es una cuesti贸n que no le incumbe porque come carne biol贸gica de proximidad o porque imagina que los animales accidentados no son los que 茅l o ella se va a comer. Sin embargo, el transporte es una forma de maltrato m谩s en el mundo de la explotaci贸n que merece toda nuestra atenci贸n.

Somos responsables de esto y nos afecta a todos. Da igual a d贸nde vayan ni qui茅n se los vaya a comer. Este maltrato y esta violencia aplicada a los animales se consiente porque prevalece la idea de que los humanos son superiores al resto de especies y por ello pueden usar y matar a otros animales para obtener un beneficio. La caza y la tauromaquia siguen siendo pr谩cticas legales. La publicidad nos anima a sentir placer al comer carne y nos incentiva para que lo hagamos. Existe el bullying, el acoso, el abuso y la cosificaci贸n de los cuerpos.

Vaca encerrada en un cami贸n. FOUR PAWS | Aitor Garmendia

En este contexto resulta dif铆cil ver a los animales como lo que son: seres vivos que sienten como nosotros, tienen intereses y no quieren ser sometidos ni morir por nadie. Podemos seguir dando la espalda a la empat铆a, seguir empujando a cerdos, ovejas y terneros para que suban a un cami贸n o barco y obligarles a bajar, aterrados hasta que mueren. Somos capaces de hacer esto porque no nos ponemos en el lugar del otro. Si seguimos sin condenar la violencia en todas sus formas, cada vez estar谩 m谩s normalizada y ocupar谩 m谩s espacio en nuestras vidas. Al final, todos seremos cosas, mercanc铆a explotada para servir a alguien.

Aprovechemos la frustraci贸n y la impotencia de querer y no poder salvar a los 130.000 animales que morir谩n viajando o llegar谩n moribundos a un matadero. Pensemos en el mill贸n de cerdos que se matan cada semana solo en Espa帽a. Recordemos que acabamos con la vida de 900 millones de animales, sin contar peces, en nuestro pa铆s cada a帽o.

En nuestras manos est谩 la clave para detener la violencia en el futuro. Cuando aprendamos a respetar a todos los animales, sean de la especie que sean, y garanticemos su derecho a vivir, entenderemos que criar, transportar y matar a algunos no tiene justificaci贸n. Toda explotaci贸n implica sufrimiento. El d铆a que asumamos esto, todos seremos libres y el infierno en el que viven algunos hoy ser谩 la huella de un fracaso.




Fuente: Briega.org