December 2, 2022
De parte de ANRed
226 puntos de vista

La contadora egresada en la Universidad Cat贸lica de Argentina (UCA) eligi贸 la euforia mundialista para poner en curso un ajustazo sobre los programas de empleo. Un recorte de este tipo tiene pocos antecedentes y hay que remitirse al 2001 para encontrar un planteo similar. En aquel momento, durante el gobierno de la Alianza, la entonces ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, propuso un ajuste similar que fue denegado ante la magnitud de la crisis, lo que termin贸 eyect谩ndola en pocos meses del gobierno. Volvi贸 a insistir en su plan durante el gobierno de Mauricio Macri, logrando una nueva negativa a su pedido. Tal vez le de el gusto un gobierno del que no es parte. Sin duda, y conjuntamente con el decreto 728/2022, que estipula el congelamiento de las altas del Potenciar Trabajo, el programa que puso en curso Victoria Tolosa Paz al frente del Ministerio que conduce se confunde y mezcla con el planteado hist贸ricamente por Patricia Bullrich. Todo muy mezclado como para no confundir el t铆tulo de esta nota. Por Nicol谩s Salas.


Me dicen que es imposible sacar los planes en seis meses. Yo digo m谩s imposible es no sacarlos porque se van a quedar para siempre. Si no lo hacemos con convicci贸n, nos comen el cambio鈥, aseguraba la presidente del PRO, Patricia Bullrich en junio de este a帽o. La actual ministra de Desarrollo Social de la Naci贸n, Victoria Tolosa Paz, pareciera haber tomado nota.

La contadora egresada en la Universidad Cat贸lica de Argentina (UCA) eligi贸 la euforia mundialista para poner en curso un ajustazo sobre los programas de empleo. 驴Su argumento? Que una persona que cobra dos salarios m铆nimos (alrededor de 117 mil pesos) no se encuentra en situaci贸n de vulnerabilidad por lo que se le deber铆a quitar el Potenciar Trabajo (PT), plan social que complementa salarios precarios provenientes de la llamada 鈥渆conom铆a popular鈥. Es decir, aquella persona que recicla cart贸n y que con el PT llega a dos salarios m铆nimos dejar谩 de percibir dicho ingreso. Cabe recordar que el grueso de quienes desarrollan dichos trabajos lo hacen en la m谩s absoluta precariedad, sin obra social ni los beneficios que perciben los trabajadores y trabajadoras registradas.

Tolosa Paz fue un poco m谩s all谩 y plantea que todo ese ahorro va a ir para maquinaria que en un futuro se le otorgar谩 a estas experiencias productivas. Mientras tanto, los y las cooperativistas deber谩n afrontar la dura realidad con un recorte sustancial de su sueldo. Despu茅s deber谩n acceder a los prometidos insumos, y despu茅s ver si el consumo y la comercializaci贸n de la econom铆a dom茅stica le permiten recuperar lo perdido. Mucho vericueto para una no soluci贸n.

En los pasillos de la cartera ministerial ubicada en la Avenida 9 de julio viene trascendiendo el alcance que debe generar el hachazo, m谩s all谩 de los recursos: 300 mil son los planes que hay que reducir como sea, con el objetivo de agradar al plan econ贸mico de Massa y a las encuestas electorales clasemedieras.

M谩s all谩 de lo endeble de la argumentaci贸n mostrada ayer a la noche en Am茅rica 24, la ministra no es una improvisada y tiene un recorrido extenso en la materia como para andar pisando en el aire. Sus inicios se remontan a la d茅cada de los 90鈥, cuando estuvo cinco a帽os en el Consejo Provincial de la Familia y Desarrollo Humano de la provincia de Buenos Aires, bajo el mando de Hilda 鈥淐hiche鈥 Duhalde, cabecilla de una de las estructuras clientelares m谩s grandes la historia moderna del pa铆s, como fueron 鈥渓as manzaneras鈥. En 2002, durante la Masacre del Puente Pueyrred贸n, era asesora del 谩rea de Coordinaci贸n de la Unidad Ministro del Ministerio de Desarrollo Social nacional. Todo un curr铆culum para no registrar las consecuencias que generar谩n sus decisiones.

Durante el debate televisivo mantuvo varios cruces con el dirigente del MTE/UTEP, Juan Grabois. All铆, la ministra intent贸 justificar la medida planteando que la perspectiva que buscan en el gobierno es apuntar al trabajo registrado. Para nada se percat贸, que d铆as atr谩s su par de la cartera de Trabajo, Raquel 鈥淜elly鈥 Olmos, hab铆a confirmado ante empresarios de la CAME el fracaso del plan empalme, en este caso bautizado 鈥淧uente al empleo鈥, por el que se pretende transformar, casi por arte de magia y exenciones impositivas a empresarios, los planes sociales en trabajo formal: 芦no hemos logrado adhesi贸n, debemos hacerlo en conjunto. Ah铆 hay una tensi贸n que resolver. Para nosotros es muy importante que se lleve a cabo y que los planes se transformen en trabajo genuino禄.

La dirigente oriunda de La Plata prometi贸 鈥渓levar tranquilidad鈥 a la poblaci贸n, cosa que no pareciera condensarse en sus palabras cargadas de imprecisiones y contradicciones [1]. Al contrario, el grueso de las organizaciones sociales, oficialistas y opositoras se vuelcan a la calle hoy contra lo que entienden es un avasallamiento con firma 鈥渘acional y popular鈥.

Un recorte de este tipo tiene pocos antecedentes y hay que remitirse al 2001 para encontrar un planteo similar. En aquel momento, durante el gobierno de la Alianza, la entonces ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, propuso un ajuste similar que fue denegado ante la magnitud de la crisis, lo que termin贸 eyect谩ndola en pocos meses del gobierno. Volvi贸 a insistir en su plan durante el gobierno de Mauricio Macri, logrando una nueva negativa a su pedido. Tal vez le de el gusto un gobierno del que no es parte.

Sin duda, y conjuntamente con el decreto 728/2022 que estipula el congelamiento de las altas del Potenciar Trabajo, el programa que puso en curso Victoria Tolosa Paz al frente del Ministerio que conduce se confunde y mezcla con el planteado hist贸ricamente por Patricia Bullrich. Todo muy mezclado como para no confundir el t铆tulo de esta nota.


[1] Al referirse a la validaci贸n del programa que se viene haciendo a trav茅s de una aplicaci贸n, Victoria Tolosa Paz asegur贸 que tendr谩 un tiempo de validaci贸n hasta el 6 de enero, mientras que minutos despu茅s asegur贸 que trabajan para que el aguinaldo de diciembre lo cobren todos los beneficiarios del Potenciar Trabajo; fechas disociadas y contradictorias.





Fuente: Anred.org