October 18, 2020
De parte de CGT-LKN Euskal Herria
123 puntos de vista


Las personas migrantes no pueden solicitar el permiso de residencia y trabajo por arraigo social, a pesar de que por fin hayan conseguido cumplir con todos los requisitos. No pueden conseguir renovar sus documentos de identidad, lo que nos imposibilita poder firmar un contrato de trabajo, el alta en la seguridad social, e incluso cobrar el sueldo. No pueden viajar a visitar a sus familiares y tantos otros inconvenientes. En resumen sin citas no pueden ejercer sus derechos.

Esta nueva concentraci贸n coincide con el llamamiento internacional a favor de los derechos de todas las personas sin papeles en muchas ciudades Europeas y del Estado Espa帽ol ante la situaci贸n de las personas migradas frente a la pandemia y la crisis econ贸mica, que no solo no mejora, sino que es cada d铆a peor. Las personas en situaci贸n administrativa irregular contemplan como el tiempo pasa y la regularizaci贸n no llega y cada vez se complica m谩s.

En un momento tan parad贸jico como el actual en el que casi todo funciona con cita previa, resulta humillante que para todo lo relacionado con extranjer铆a, estas citas son imposibles de conseguir, y sin citas no pueden realizar tr谩mites esenciales para la vida cotidiana.

El motivo principal de la falta de citas es la falta de personal para atender el volumen de la demanda. Es un problema cr贸nico, agravado por las medidas contra el coronavirus, que la administraci贸n no ha querido ni quiere resolver. Y esto no es un hecho aislado en la carrera de obst谩culos que se pone en el camino de las personas migradas, as铆 se suma al miedo permanente de la expulsiones, a la reapertura de los CIES y a la ley de extranjer铆a, cre谩ndose las condiciones para todo tipo de negocios y mafias en diferentes escalas, como ejemplo llegar a pagar hasta 300 euros por un padr贸n, un subarriendo o una cita al precio que sea.

El gobierno espa帽ol como no tiene  VOLUNTAD pol铆tica para actuar. Puede que el virus no entienda de clases, pero las pol铆ticas de los gobiernos y la legislaci贸n discriminatoria s铆 que entienden, y se llama Racismo Institucional.




Fuente: Cgt-lkn.org