March 10, 2022
De parte de SAS Madrid
504 puntos de vista

El informe sobre el estado de salud en la Regi├│n europea incluye diferentes escenarios para 2030 en cuestiones clave y avanza que la pandemia revertir├í logros pese a que su impacto a├║n no es completamente visible. 

El impacto de la pandemia, dos a├▒os despu├ęs de declararse a nivel mundial, a├║n no es “completamente visible” ni medible, pero la OMS sostiene que “revertir├í” logros ya alcanzados y pone m├ís peso a las dificultades que ya existen para llegar a los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2030. Es una de las ideas que se desprende del nuevo informe sobre el estado de salud de la regi├│n europea, formada por 51 pa├şses, publicado cada tres a├▒os. El ├║ltimo es de 2018.

El estudio est├í atravesado por la crisis del coronavirus y en ├ęl se constata c├│mo ha golpeado a todos los sistemas de salud europeos. El esquema se ha repetido, con diferente intensidad en todos los pa├şses: cancelaci├│n de cirug├şas y tratamientos, falta de disponibilidad de camas por la avalancha de casos graves, suspensi├│n de consultas… En 2020 quedaron interrumpidos el 40% de los servicios b├ísicos de salud en Europa y a├║n en los primeros meses de 2021 el porcentaje alcanzaba el 29%, dice el informe, que tambi├ęn subraya las ampl├şsimas desigualdades entre los pa├şses y el riesgo de que las listas de espera, lejos de normalizarse, sigan creciendo. 102 millones de personas se contagiaron entre el 24 de enero de 2020 y el 31 de diciembre de 2021 y 1,7 millones fallecieron a causa del virus.

La amplia radiograf├şa de cuestiones clave de salud y sanidad incluye por primera vez proyecciones para 2030 que, en algunos asuntos, no son muy halag├╝e├▒as. Las previsiones se encargaron a la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington y se dividen en tres escenarios: el de referencia o el esperado, el mejor si se aceleran las pol├şticas y el peor si se ralentizan. Los aspectos que se miden tienen que ver con indicadores de la Agenda 2030.

Se espera un escaso avance, por ejemplo, en la reducci├│n del consumo de alcohol. De los 10 pa├şses con m├ís consumo en el mundo, nueve pertenecen a la regi├│n europea, aunque entre los territorios hay abrumadoras diferencias (de los 0,9 litros de alcohol consumidos en Tajikist├ín a los 14,3 en la Rep├║blica Checa, seg├║n datos de 2019). La ca├şda en la ingesta es muy lenta: de 2015 a 2019 se redujo de media en 0,3 litros. Y no se da ni mucho menos en todos los pa├şses. En Espa├▒a, por ejemplo, se increment├│ el consumo en este periodo.

El informe confirma, eso s├ş, que la pandemia ha empujado hacia abajo el consumo fundamentalmente por los cambios en los comportamientos sociales, pero advierte de que podr├şa repuntar. Las previsiones m├ís pesimistas apuntan a una vuelta a los niveles de ingesta de 2008. Los problemas para avanzar se deben en una parte importante a las resistencias de la industria. La OMS recuerda que el alcohol es responsable del 10% de las muertes en la regi├│n europea y que por eso son fallecimientos evitables.

La pandemia del VIH/sida tampoco termina de dar tregua en Europa. La previsi├│n para 2030, en el escenario m├ís posible o de referencia, es que la incidencia se mantenga en los mismos niveles de 2010. Ni siquiera en el mejor escenario alcanzar├şa los objetivos de 2030, dice el informe. Solo hay dos regiones de la OMS donde los contagios est├ín creciendo: una es la europea. Entre 2015 y 2019, las infecciones han crecido un 6% por cada 1.000 habitantes. La OMS avisa de que la crisis del coronavirus ha ralentizado el proceso hacia la eliminaci├│n de la pandemia de VIH/Sida con la reducci├│n del 50% en los test durante los confinamientos y, por lo tanto, la ca├şda en los diagn├│sticos y el inicio de tratamientos con antirretrovirales.

Estos f├írmacos deber├şan llegar al 95% de las personas infectadas en 2030 seg├║n los objetivos marcados por ONUSIDA, pero de media solo los toman un 64%, seg├║n el informe, con enormes desigualdades en funci├│n del pa├şs (la cobertura va del 47% al 91%). En general, la situaciones son muy dispares seg├║n el territorio, empezando por el diagn├│stico (de 0 a 54,9 personas por cada 100.000 habitantes): la incidencia m├ís alta se da en el este, seguida por el oeste y, por ├║ltimo, el centro, analiza la OMS.

Las proyecciones sobre la violencia contra las mujeres tampoco son buenas. Si bien no se augura un repunte, la previsi├│n constata que la lucha para la erradicaci├│n de la violencia machista es un proceso largo, complejo y lleno de resistencias. En el mejor de los escenarios, el n├║mero de mujeres que sufren violencia de sus parejas o exparejas (la OMS solo se refiere a estas circunstancias) disminuir├şa un 5%. En el peor, aumentar├şa un 3%.

El informe de 2022 deja espacio para alguna buena noticia. Todos los pa├şses de la regi├│n europea de la OMS han alcanzado el objetivo de reducir la mortalidad materna a menos de 70 fallecimientos por cada 100.000 partos en 2030. La media es de 13.

Adem├ís, los niveles de mortalidad de los beb├ęs reci├ęn nacidos y de los ni├▒os est├ín en l├şnea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible: el umbral son 12 y 35 muertes por cada 1.000 nacimientos y la media en esta regi├│n de la OMS es de 4 y 8, respectivamente. Tambi├ęn se han hecho progresos en la mortalidad prematura por las llamadas “enfermedades no infecciosas”, como las cardiovasculares, el c├íncer o la diabetes, aunque el consumo de alcohol y de tabaco siguen siendo altos. Fuma el 26% de la poblaci├│n en Europa frente a la media global del 23,6%. La obesidad tambi├ęn sigue siendo un problema acuciante en la regi├│n europea: casi uno de cada tres ni├▒os y ni├▒as tiene sobrepeso.

Enlace relacionado ElDiario.es (10/03/2022).




Fuente: Sasmadrid.org