October 8, 2022
De parte de Indymedia Argentina
217 puntos de vista

Entre la ma帽ana del 4 y el s谩bado 8, siete mujeres de la comunidad Lafken Winkul Mapu atravesaron una serie de avasallamientos a sus derechos. Cuatro vieron obstaculizado su derecho a la defensa y estuvieron al menos 72 horas detenidas, sin saber por qu茅 lo estaban. A algunas las indagaron por hechos por los que ya ten铆an falta de m茅rito. Una de ellas, en Bariloche, lleva adelante un trabajo de parto con polic铆as al lado.

Esta ma帽ana, la jueza federal de Bariloche Silvina Dom铆nguez dispuso el traslado de las cuatro mujeres mapuche, que estaban detenidas en el Complejo Penitenciario de Ezeiza, de vuelta a Bariloche. Estuvieron tres d铆as, a煤n no hay una raz贸n que explique por qu茅.

La medida de la jueza fue tomada antes de la audiencia prevista para hoy convocada por el Juez Federal de Lom谩s de Zamora, Federico Villena, luego de que el CELS junto con les abogades defensores de la APDH Regional Bariloche y la Liga Argentina por los Derechos Humanos presentaran un h谩beas corpus el jueves 6, a primera hora de la ma帽ana. En el escrito hab铆amos pedido que se restituyera a Andrea Despo, Marta Luciana Jaramillo, Florencia Melo y D茅bora Vera, las cuatro mujeres mapuches detenidas en el complejo penitenciario de Ezeiza, a su territorio y/o que fueran liberadas de inmediato.

A la audiencia para tratar el h谩beas corpus fueron convocadas la Procuraci贸n Penitenciaria de la Naci贸n, el Comit茅 Nacional para la Prevenci贸n de la Tortura, el Ministerio P煤blico de la Defensa. El representante regional del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU, Jan Jarab, hab铆a solicitado participar. La autoridad requerida, que deb铆a dar explicaciones sobre el lugar de alojamiento, fue el Servicio Penitenciario Federal. Es decir que la actuaci贸n del sistema de justicia sobre estas cuatro mujeres iba a ser monitoreado por organismos internacionales y 贸rganos locales.

Ayer, la Fiscal Federal Cecilia Incardona se entrevist贸 con Andrea, Marta, Florencia y Debora, y escuch贸 de ellas las distintas afectaciones que vivieron durante el traslado, entre las que describieron requisas vejatorias. Durante todo el traslado estuvieron esposadas y tuvieron que reclamar por un contacto con su abogada de confianza, cosa que sucedi贸 m谩s de 12 horas despu茅s de su traslado a la CABA. Esta informaci贸n se incorpor贸 al expediente de habeas corpus.

En ese contexto, la jueza Dom铆nguez de Bariloche encontr贸 que el mejor lugar para estas cuatro mujeres era ese del que no deber铆an haber sido alejadas en primer lugar, tal como planteamos distintas organizaciones de derechos humanos el mi茅rcoles 6. Por eso, le reclamamos que el traslado de retorno s铆 sea respetuoso de la dignidad de estas cuatro mujeres. El juez federal de Lomas de Zamora le orden贸 a las fuerzas de seguridad un trato, adem谩s, digno.

Medidas cautelares ante la CIDH y solicitud de acci贸n urgente al Grupo de Trabajo sobre Detenci贸n Arbitraria

El viernes 7 solicitamos a la Comisi贸n Interamericana de Derechos Humanos la adopci贸n de medidas cautelares en favor de las cuatro mujeres, porque entendemos que la noche del mi茅rcoles fueron trasladadas de manera ileg铆tima y arbitraria. Tambi茅n solicitamos una acci贸n urgente al Grupo de Trabajo sobre Detenci贸n Arbitraria e informamos al Relator especial sobre derechos de los pueblos ind铆genas, Francis Cali Tzay, ambos de la ONU. Desde el martes, estas mujeres est谩n siendo sometidas a un trato desproporcionado y sumamente violento, por su identidad de g茅nero y su identidad cultural.

Los pedidos fueron presentados por el CELS, la Asociaci贸n de Abogados/as de Derecho Ind铆gena (AADI), la APDH, la Gremial de Abogados y Abogadas de la Rep煤blica Argentina, el Observatorio de Derechos Humanos de Pueblos Ind铆genas, la Asociaci贸n de Mujeres Abogadas Ind铆gena (AMAI), el Servicio Paz y Justicia (SERPAJ), el abogado Ezequiel G. Palavecino, la abogada Andrea Reile y la Organizaci贸n Mundial Contra la Tortura (OMCT).

Por qu茅 decimos arbitrariedad

Las autoridades policiales que realizaron el operativo el martes 4 recibieron un pedido de medida amplia, gen茅rica, que incluy贸 la realizaci贸n de allanamientos en nueve predios de la zona de Villa Mascardi, bajo el argumento de 鈥渉acer cesar delitos鈥. En esos terrenos existen ya actuaciones judiciales tanto federales como provinciales, algunas de 2017, con situaciones procesales muy diversas, incluso algunas sin ning煤n movimiento.

Al menos 72 horas despu茅s esas mujeres no sab铆an por qu茅 estaban detenidas, qu茅 hecho se les imputaba y fueron indagadas bastante despu茅s de lo que indica el C贸digo Procesal Penal.

A qu茅 se debe esa demora. La jueza tiene el deber de indagar de inmediato, en un plazo de 24 horas, extensibles excepcionalmente a 48, sin embargo 36 horas despu茅s de detenidas orden贸 el traslado de cuatro de ellas a la c谩rcel de Ezeiza. El argumento fue que no pod铆a alojarlas en una dependencia policial. Aunque cuando llegaron a la ciudad de Buenos Aires, el jueves de madrugada, estuvieron detenidas en una sede de la Polic铆a Federal durante 12 horas. Despu茅s de all铆, fueron trasladadas a una dependencia del Servicio Penitenciario Federal, para la realizaci贸n de tr谩mites de ingreso y registro al sistema federal de encierro. Durante otras 12 horas, estuvieron en esa dependencia.

El viernes, en horas de la madrugada, ingresaron a la Unidad IV de Ezeiza aun sin que se les hubiese tomado declaraci贸n indagatoria, cosa que sucedi贸 varias horas despu茅s de estar alojadas en un pabell贸n de esa unidad. El trato que se les dispens贸 es el que se le brinda a aquellas personas sobre las que ya pesa una decisi贸n judicial de prisi贸n preventiva, cuando en rigor siquiera hab铆an sido indagadas.

Antes, la jueza hab铆a impuesto el secreto de sumario en la causa y las mantuvo incomunicadas en un primer momento, reci茅n cuando llegaron a la Ciudad de Buenos Aires, y luego de reclamarlo en varias oportunidades, pudieron charlar con sus abogados defensores, que estaban en la Ciudad de Bariloche. La jueza tambi茅n rechaz贸 los pedidos de excarcelaci贸n realizados por sus abogades.

Las indagatorias

Las indagaron por usurpaci贸n y atentado a la autoridad. Pero en algunos casos estas mujeres ya hab铆an sido indagadas por los mismos hechos en a帽os anteriores. No solo no hab铆an sido detenidas, sino que la jueza ya les hab铆a dictado la falta de m茅rito. Esa falta de m茅rito fue confirmada por la c谩mara: la pertenencia a una comunidad no es constitutiva del delito de usurpaci贸n. En otros casos, por estos mismos hechos, ya hab铆an sido citadas a indagatoria para noviembre.

Dos cosas m谩s: se trata de delitos excarcelables y que eventualmente, si tuvieran condena, ser铆an de ejecuci贸n condicional. Adem谩s, en algunos procesos el propio Ministerio P煤blico Fiscal ven铆a proponiendo medidas de soluci贸n alternativas para evitar la aplicaci贸n de herramientas penales.

Las mujeres que quedaron en Bariloche 

Romina Rosas fue apresada con 40 semanas de embarazo y sigue detenida en el hospital. A煤n sigue en trabajo de parto. Anoche, sus abogades defensores comprobaron que una c谩mara la graba de forma permanente y est谩 vigilada dentro de la habitaci贸n por dos uniformados parados a un metro y medio. La escena solo puede leerse en el marco de la violencia obst茅trica, la tortura y el trato humillante.

Betiana Ayelen Colhuan, machi de la comunidad, y Maria Celeste Ardaiz Guenumil, est谩n alojadas en un destacamento de la Polic铆a de Seguridad Aeroportuaria, en el Aeropuerto de Bariloche. Ambas son lactantes y est谩n con sus hijos de 1 y 4 meses.

La comunidad Lafken Winkul Mapu y los efectos del traslado de cuatro de sus integrantes a Buenos Aires

Como dice Lorena Ca帽uqueo, 鈥渓os pueblos originarios poseen formas de  territorializaci贸n, como relacionalidades y control de sus territorios que contin煤an siendo significativas pese a las intervenciones estatales y jurisdiccionales. Desde la perspectiva territorial mapuche esas formas de territorializaci贸n se definen en niveles relacionados entre s铆. Desde esos espacios se conforma el az mapu o identidad territorial que los mapuche adoptan como identidad colectiva en relaci贸n al espacio. Dentro de esos az mapu, las comunidades y lof mapuche constituimos nuestra identidad y sostenemos nuestra pertenencia, y es en el territorio donde se funda el tuwun 鈥搃dentidad individual鈥 y el kupal 鈥搇a identidad comunitaria鈥. Es desde ese origen territorial donde la persona mapuche se liga a una historia familiar y comunitaria. A partir de esa relaci贸n intr铆nseca con el territorio los mapuche pueden enfermar, como sanar porque de este v铆nculo depende sus existencias, sus cuidados, el cuidado rec铆proco. Es decir, el desarraigo de su territorio comunitario no s贸lo afecta a la persona individual, sino a la comunidad y al territorio al que pertenece. Desde el punto de vista mapuche, el territorio cuida a las personas y las personas cuidan al territorio. Los mapuche vienen de una historia de ruptura social inaugurada a principios de siglo XIX y tras largos procesos de reconstituci贸n social, ahora se encuentran revincul谩ndose a sus lugares de origen鈥.

Por eso concluye, 鈥渆sta relaci贸n fragilizada por la violencia estatal contra las mujeres mapuche actualmente detenidas y trasladadas a m谩s de mil kil贸metros de sus lugares territoriales y comunitarios de origen, afecta no s贸lo su salud f铆sica, espiritual y ps铆quica, sino tambi茅n el kume moguen 鈥揵ienestar social y comunitario鈥 y del conjunto del Pueblo Mapuche鈥.


Fuente: https://www.cels.org.ar/web/2022/10/villa-mascardi-una-semana-de-arbitrariedades-contra-las-mujeres-mapuche/




Fuente: Argentina.indymedia.org