en / fr / es / pt / de / it / ca / el

Federaci贸n Anarquista 馃彺

馃敶 Noticias anarquistas y informaciones libertarias de m谩s de 400 colectivos 鈷


Las noticias de 443 colectivos anarquistas se publican autom谩ticamente aqu铆
Fuente de noticias actualizado cada 5 minutos

Violencia armada, impunidad e intereses econ贸micos: desplazados de Esquipulas Guayabal


November 27, 2021
De parte de Radio Zapatista
333 puntos de vista


27 nov 2021

Ciudad de M茅xico, 27 de noviembre de 2021. El pasado domingo 21 de noviembre, la totalidad de las familias zoques del ejido Esquipulas Guayabal en las faldas del volc谩n Chichonal, municipio de Chapultenango, Chiapas, fueron violentamente desplazadas con lujo de violencia por un grupo de hombres encapuchados con vestimenta militar, chalecos antibalas y armas de alto calibre, en un operativo evidentemente planeado con anterioridad, seg煤n informaci贸n recibida por este medio de comunicaci贸n.

Las mujeres, hombres, ni帽os y ancianos desplazados se encuentran hasta ahora en un albergue en la cabecera municipal de Chapultenango, mientras los agresores contin煤an en la colonia, donde se posesionaron de casas, tierras, bienes y animales. Los ejidatarios desplazados denuncian la inacci贸n del gobierno, que de promesa en promesa les va dando largas sin que haya ninguna intenci贸n evidente de solucionar el problema.

El contexto en el que se da la agresi贸n revela una compleja trama de intereses petroleros, geot茅rmicos, tur铆sticos y mineros, involucrando el capital internacional y el Estado mexicano, que desde hace a帽os viene confrontando y despojando a los pueblos zoques, que habitan esas tierras desde hace 3 mil 500 a帽os.

El desplazamiento forzado

Escucha c贸mo vivieron algunxs ejidatarios el desalojo, a partir de testimonios en audio recibidos por este medio (6 min):
(Descarga aqu铆)  

Ese domingo a las 10 am, un grupo de entre 25 y 30 hombres fuertemente armados, acompa帽ados por pobladores tsotsiles originarios de Rinc贸n Chaumula que desde 2009 habitan en el ejido Esquipulas Guayabal, incursionaron en las casas de los pobladores zoques y los forzaron a huir con golpes, amenazas y balazos. Una casa fue quemada y varios animales fueron asesinados o heridos.

La mayor铆a de quienes se encontraban en sus casas eran mujeres y ni帽os, pues muchos hombres estaban en el campo o en Chapultenango, a donde suelen ir los domingos de compras o a resolver otros asuntos.

Un adolescente cuenta:

Yo estaba trabajando en el campo. Como a las 10 am, escuch茅 disparos. Regresamos a la casa y veo a mi mam谩 que est谩 llorando. Me dice: creo que mataron gente porque hubo muchos disparos, golpearon a don Chevio, que es quien representa a la colonia. Est谩n quemando casas y me dijeron que salga de una vez o me van a matar. En ese mismo instante salimos y veo un grupo armado. Estaban quemando la casa de don Chevio. Hab铆a un grupo de diez con armas, todos encapuchados. Ya para entrar a la l铆nea del volc谩n hab铆a otro grupo. Todos estaban encapuchados con unas armas largas. Hab铆a un ni帽o y estaba muy triste porque pens贸 que iba a quedar ah铆 muerto.

Y otro adolescente:

Me encontr茅 a don Eusebio y me dijo: Ya nos corrieron de la comunidad y a tu mam谩 ya le pegaron, puro culatazo de arma. Entonces me fui, iba yo a caballo y vi varias personas encapuchadas con armas. Me vieron y corrieron a taparme, me bajaron del caballo y me quitaron todo, me pegaron, me dijeron que aqu铆 no vales, aqu铆 la ley no vale, ahora esta es nuestra tierra, aqu铆 nadie nos saca.

鈥淟o m谩s triste para m铆 fue que mataron a mi perrito鈥, dice un ni帽o peque帽o, 鈥測 me preocupaba mucho mi pap谩 que le fueran a dar un balazo鈥.

Una mujer cuenta:

Estaba cocinando cuando escuch茅 un troneteo como de triques. Eran balazos, pero demasiado. Cerr茅 mi puerta con candado porque pens茅 que iban a pasar nada m谩s. Pero se metieron en el solar y quer铆an que abri茅ramos la puerta. Me dicen: 鈥淎bre la puerta o le echamos gasolina a la casa鈥. Pero por el miedo no encontraba yo la llave. Hasta que la encontr贸 mi hija y ya abrimos. Se metieron y nos dijeron: 鈥淪谩lganse r谩pido sin sacar nada鈥. Nos salimos y son balazo que est谩n tirando, tiran por los pies, tiran por la cabeza. Aqu铆 me pas贸 un tantito. Nos fueron siguiendo con la pistola, mi hija adelante y yo atr谩s porque ella est谩 embarazada y corr铆a peligro.

Es mucha la desesperaci贸n de los desplazados, que salieron s贸lo con la ropa del cuerpo. 鈥淎h铆 se qued贸 todo鈥, dicen. Documentos, herramientas, todos los bienes. Algunos incluso salieron descalzos. Y se preocupan por los animales, pues de eso viven. 驴Qu茅 vamos a comer?, se preguntan. 驴De qu茅 vamos a vivir?

Contexto

Como en muchos casos actuales en el estado de Chiapas, la violencia deviene de un conflicto agrario exacerbado por el incompetente o malicioso manejo por parte del Estado, con el trasfondo de intereses del capital nacional e internacional y la participaci贸n de grupos armados de corte paramilitar o de la delincuencia organizada. As铆, el caso de Esquipulas Guayabal es paradigm谩tico para entender la violencia que en los 煤ltimos a帽os se ha desatado a lo largo y ancho del estado de Chiapas.

A seguir, presentamos un breve resumen del conflicto agrario.

El ejido Esquipulas Guayabal se form贸 a mediados de la d茅cada de 1930, y para 1960 contaba con 2 mil 400 hect谩reas. En 1982, la erupci贸n del volc谩n Chichonal caus贸 la muerte de 2 mil zoques y el desplazamiento de 12 mil familias, reacomodadas en 22 nuevos asentamientos en diversas partes de Chiapas, Jalisco y Veracruz. El ejido Esquipulas Guayabal se dividi贸 en cuatro grupos que se asentaron en Ixtacomit谩n, Ray贸n, el barrio de Guayabal en Chapultenango y el valle de Uxpanga en Veracruz.

Con el tiempo, campesinos de Chapultenango comenzaron a ocupar las tierras que hab铆an quedado abandonadas, aunque los ejidatarios desplazados por el volc谩n manten铆an los t铆tulos ejidales. Fue entre 2002 y 2003 que la Procuradur铆a Agraria inici贸 la certificaci贸n de las tierras ejidales en el PROCEDE, con lo que se pretend铆a privar de sus derechos a los 130 ejidatarios y reconocer a los nuevos campesinos como titulares de la tierra. Ese fue el inicio del conflicto.

Para evitar el despojo, 29 ejidatarios de Ray贸n regresaron a las tierras con sus familias, encontr谩ndolas ocupadas por campesinos de Chapultenango. Los campesinos de Ray贸n interpusieron un juicio ante el Tribunal Unitario Agrario (TUA) exigiendo la cancelaci贸n del PROCEDE sobre las 2 mil 400 hect谩reas, pero el TUA ignor贸 la demanda y, en noviembre de 2005, se certificaron las tierras a favor de los campesinos de Chapultenango.

Este hecho condujo a confrontaciones f铆sicas en 2006 y 2009. Ese a帽o, campesinos de Ray贸n alentaron el ingreso de tsotsiles de Rinc贸n Chamula como aliados para recuperar las tierras. Un a帽o despu茅s, interpusieron un juicio agrario exigiendo la cancelaci贸n del PROCEDE y apuntando a la Procuradur铆a Agraria y al Registro Agrario Nacional de ser los causantes del conflicto. Por su parte, los de Chapultenango interpusieron juicio solicitando la regularizaci贸n de las tierras a su favor. En 2012, el TUA declar贸 nulos los trabajos del PROCEDE.

En 2016, un grupo de personas de Ray贸n, al parecer en alianza con personas de Chapultenango y los tsotsiles asentados en Esquipulas Guayabal, convocaron asamblea para reconocer a 11 avecindados y nuevos ejidatarios, y en 2019 eligieron nuevas autoridades, sin el debido conocimiento de los ejidatarios de Esquipulas Guayabal ni su participaci贸n en las asambleas. Todo esto, aparentemente, con la intenci贸n de despojar a los ejidatarios de la tierra.

En agosto de ese a帽o, los ejidatarios interpusieron un juicio para invalidar ambas asambleas. El pasado 6 de octubre de 2021, el TUA declar贸 nulas ambas asambleas. Seis semanas despu茅s, al parecer ante la frustraci贸n de sus pretensiones legales a la tierra, el grupo armado atac贸 la colonia y desaloj贸 a la totalidad de las familias zoques.

Intereses de fondo

Como en muchos otros conflictos en el estado de Chiapas, las disputas agrarias son utilizadas y exacerbadas por el Estado para favorecer intereses econ贸micos y el control territorial. En el caso del territorio zoque alrededor del volc谩n Chichonal, son varios los intereses de alto perfil que entran en juego.

Desde 2015, la Comisi贸n Federal de Electricidad declar贸 zona de inter茅s geot茅rmico a 15 mil hect谩reas, con la intenci贸n de construir una planta geot茅rmica en el volc谩n Chichonal, que contin煤a activo. Aunque seg煤n algunos estudios el nivel del agua del volc谩n es insuficiente para la construcci贸n de una planta geot茅rmica, el proyecto contin煤a vigente.

En 2017, se pretend铆a reactivar un pozo petrolero como parte de la ronda petrolera 2.2. Dicha ronda contemplaba la extracci贸n de 239 millones de barriles de petr贸leo de 10 municipios en 84 mil 500 hect谩reas, entre ellos, Chapultenango. El Movimiento Ind铆gena del Pueblo Creyente Zoque en Defensa de la Vida y el Territorio logr贸 frenar la licitaci贸n internacional en junio de 2017. Sin embargo, con la construcci贸n de la refiner铆a Dos Bocas en Tabasco, que se encuentra a pocos quil贸metros en l铆nea recta del volc谩n Chichonal, es de suponer que se reactiva el inter茅s en los yacimientos petroleros en la regi贸n zoque.

Al mismo tiempo, hay un fuerte inter茅s tur铆stico nacional e internacional en el 谩rea alrededor del volc谩n Chichonal. Desde 2012, la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas ha promovido la creaci贸n de un geoparque. La avanzada de dicho proyecto fue la creaci贸n en 2016 del Centro Ecotur铆stico Comunitario Mujer de Fuego en las faldas del volc谩n Chichonal, que ha provocado fricciones con los campesinos de Esquipulas Guayabal.

Existen, adem谩s, fuertes intereses mineros sobre 70 mil hect谩reas del territorio zoque. En conferencia de prensa en San Crist贸bal de Las Casas, los afectados denunciaron que en 2017 entr贸 una empresa al ejido Esquipulas Guayabal con la intenci贸n de negociar con los invasores para adquirir la tierra. Tambi茅n denunciaron que presuntos empleados de una compa帽铆a minera se presentaron en los hogares de varios activistas con la intenci贸n de obtener informaci贸n sobre la resistencia contra la miner铆a. El pasado mes de junio de 2021, el Movimiento Ind铆gena del Pueblo Creyente Zoque en Defensa de la Vida y la Tierra alert贸 que los d铆as 11 y 12 de ese mes, agentes de la minera Gold Corporation recorrieron ejidos de los municipios de Chapultenango e Ixtacomit谩n con la intenci贸n de promover la entrada de la miner铆a en dichos territorios.

Por otro lado, empleados de empresas de la agroindustria han entrado a las tierras alrededor del volc谩n a ofrecer palma aceitera.

A todo lo anterior se le suma el acuerdo del presidente Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, publicado en el Diario Oficial de la Federaci贸n un d铆a despu茅s del ataque a Esquipulas Guayabal, que declara de inter茅s p煤blico y seguridad nacional la realizaci贸n de proyectos y obras asociadas a infraestructura a cargo del Gobierno de M茅xico, acto que provoc贸 el repudio de organizaciones sociales, pueblos ind铆genas e incluso instancias del gobierno federal.

Autores materiales e intelectuales

Los autores materiales de la agresi贸n fueron los pobladores tsotsiles asentados en el ejido desde 2009, junto el grupo armado, compuesto por 25 a 30 personas presumiblemente provenientes de Rinc贸n Chamula.

Seg煤n los testimonios de los desplazados, los pobladores tsotsiles se han ido apoderando de las tierras desde hace algunos a帽os, al grado que hoy tienen m谩s tierra que los propios ejidatarios. Al mismo tiempo, en los 煤ltimos a帽os han agredido con cada vez m谩s violencia y frecuencia a los ejidatarios. En los testimonios que recibi贸 este medio, son varias las personas que denuncian haber sido golpeadas en diversas ocasiones, y cuyas demandas ante el Estado fueron desconsideradas. Hace cuatro a帽os, el grupo tsotsil agredi贸 con palos y machetes a los ejidatarios con completa impunidad.

Sin embargo, como autores intelectuales los desplazados acusan al profesor Alejandro M. y al se帽or El铆as L., ambos de Chapultenango. Al profesor Alejandro M. se le vio circulando por la colonia en un veh铆culo hasta muy tarde la noche del s谩bado. Hoy se sabe que esa tarde el grupo armado lleg贸 a las tierras del volc谩n como turistas y all谩 pasaron la noche, ingresando al ejido a las 10 am del domingo.

Por otro lado, los desplazados identifican tambi茅n al ex comisariado Mois茅s Dom铆nguez Bautista, de Ray贸n, cuya elecci贸n como comisariado y su pertenencia como ejidatario fueron anuladas el pasado 6 de octubre por la sentencia del Tribunal Unitario Agrario n. 476/2019. Seg煤n los testimonios, el se帽or Mois茅s Dom铆nguez no vive en el ejido y su 煤nico inter茅s es la venta de las tierras.

Inacci贸n/complicidad gubernamental

Todo lo anterior contribuye para explicar la inacci贸n de los tres niveles de gobierno. Ante el ataque armado con armas de uso exclusivo del ej茅rcito, agresiones f铆sicas y psicol贸gicas, desplazamiento forzado de 35 familias, destrucci贸n y robo de propiedad, el gobierno se ha mantenido omiso. Hasta el momento, ninguna acci贸n para restituir las tierras a sus leg铆timos due帽os y castigar a los culpables ha sido efectuada, y las familias afectadas han sido tratadas con indiferencia y desprecio.

De las muchas personas que acudieron a la fiscal铆a en Pichucalco el domingo, s贸lo a una le tomaron la declaraci贸n. El lunes, desde las 8 am a las 6 pm, s贸lo tomaron dos declaraciones, mismas que quedaron suspendidas al d铆a siguiente.

El d铆a de la agresi贸n se presentaron en el albergue funcionarios del gobierno estatal de Rutilio Escand贸n, dejando claro que la intenci贸n del gobierno era entablar una mesa de di谩logo, sin desarmar al grupo agresor ni garantizar el retorno de los desplazados a sus tierras. El arribo a Chapultenango de la Guardia Nacional, que los desplazados supusieron ser con la intenci贸n de garantizar la paz y desarmar a los agresores, fue, en palabras del comandante, solamente para acompa帽ar a la polic铆a sectorial y estatal, los cuales a su vez llegaron para proteger a las autoridades.

Por otro lado, diversas reuniones fueron anunciadas a las que el gobierno nunca lleg贸. Y el Centro de Lengua y Cultura Zoque denunci贸 鈥渁ctos de hostigamientos hacia la poblaci贸n albergada de Esquipulas Guayabal por parte de funcionarios regionales del INPI, quienes bajo amenazas impiden a las familias hablar de manera libre o externar sus preocupaciones a los medios de comunicaci贸n e impiden fotografiar las condiciones del albergue鈥.

El presidente municipal de Chapultenango, Rubelio Mondrag贸n, se ausent贸 desde el s谩bado, el d铆a anterior de la agresi贸n. Mientras tanto, el ayuntamiento ha publicitado supuestas acciones de apoyo a la comunidad, aunque los primeros d铆as el 煤nico apoyo recibido por los desplazados fue organizado por la Iglesia, organizaciones sociales y la sociedad civil. La presidenta del DIF solicit贸 personalmente a uno de los organizadores del acopio que le cedieran alimentos para hacerles de comer a los desplazados, y m谩s tarde publicaron una nota con fotos, supuestamente ofreciendo despensa y comida. Se publicaron tambi茅n fotos del presidente municipal Rubelio Mondrag贸n en Tuxtla Guti茅rrez recibiendo ayuda para los desplazados, misma que s贸lo lleg贸 en la noche del mi茅rcoles tras mucha presi贸n por parte de activistas solidarios.

El jueves 25 de noviembre, la Secretar铆a General de Gobierno de Chiapas public贸 en su p谩gina de facebook que funcionarios de esa entidad visitaron el ejido para 鈥渆ntablar di谩logo con las partes鈥. Ante dicho anuncio, el mismo Centro de Lengua y Cultura Zoque denunci贸:

A casi 5 d铆as del ataque armado (鈥) denunciamos que:

  • El ataque ocurre en un contexto de creciente violencia armada contra pueblos y comunidades ind铆genas de Chiapas donde existen intereses petroleros, geot茅rmicos, geoparque y mineros, como en el caso del volc谩n Chichonal.
  • El ataque fue un acto coordinado de corte paramilitar, y no un desplazamiento 鈥渋nvoluntario鈥.
  • El Gobierno de Chiapas (鈥) pretende 鈥渁dministrar el conflicto鈥 mediante la simulaci贸n de di谩logo y la reconciliaci贸n (鈥), pese a que el grupo atacante permanece armado.

El caso de Esquipulas Guayabal es uno m谩s de los muchos en territorio chiapaneco, donde las disputas territoriales resultantes no s贸lo de conflictos agrarios, sino sobre todo de intereses energ茅ticos, tur铆sticos, extractivos y del crimen organizado, conducen a la violencia extrema por parte de grupos armados de corte paramilitar que asolan las comunidades, resultando en desplazamiento forzado y terror, como en los casos de Pantelh贸, Aldama y muchos m谩s, as铆 como la formaci贸n de grupos de autodefensas ante la inacci贸n, complicidad o participaci贸n impl铆cita de diversas instancias de gobierno.

#gallery-1 {
margin: auto;
}
#gallery-1 .gallery-item {
float: left;
margin-top: 10px;
text-align: center;
width: 33%;
}
#gallery-1 img {
border: 2px solid #cfcfcf;
}
#gallery-1 .gallery-caption {
margin-left: 0;
}
/* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */




Fuente: Radiozapatista.org
Comentar En El Foro


S铆GUENOS
EN TWITTER
S铆GUENOS
EN MASTODON
S铆GUENOS
EN TUMBLR


Camisetas anarquistas ★ Env铆o mundial gratuito


RASH - Red & Anarchist Skinheads
The people united will never be defeated
Solidarity
Anarchism is the revolutionary idea that no one is more qualified than you are to decide what your life will be
Fuck Trump
Quand l'injustice devient loi, la r茅sistance devient un devoir
Decolonize Mohawk
Orwell 84
Revolution

Esta plataforma est谩 totalmente financiada por Cooperativa Ni Dios Ni Amo.
Las ventas tambi茅n contribuir a la recaudaci贸n de fondos para donaciones a diversas organizaciones anarquistas y organizaciones ben茅ficas activistas.



Anarchist news | Noticias anarquistas | Actualit茅 anarchiste | Anarchistische Nachrichten | Not铆cias Anarquistas | Notizie anarchiche | Not铆cies anarquistes | 螒谓伪蟻蠂喂魏萎 螣渭慰蟽蟺慰谓未委伪

Las opiniones son las de los colaboradores y no necesariamente est谩n respaldadas por Federacionanarquista.net [Descargo de responsabilidad]