November 30, 2022
De parte de Indymedia Argentina
200 puntos de vista

En los primeros a帽os del 2000 las alarmas se encendieron en el norte de Noruega cuando Equinor anunci贸 que perforar铆a el segundo pozo exploratorio. La petrolera emblema del pa铆s estaba decidida a avanzar sobre las aguas de Lofoten, Vester氓len y Senja (LoVeSe) en 谩reas tradicionales de pesca. Algunas organizaciones ambientales pusieron como prioridad detener el proyecto, en simult谩neo, las organizaciones de pescadores empezaron a tomar posici贸n. Esa lucha contra la ampliaci贸n de la frontera petrolera en el mar es referencia a nivel mundial porque logr贸 frenar el proyecto. Ese triunfo tambi茅n inspira la oposici贸n a Wisting, otro proyecto de Equinor en territorio noruego.

Por Hern谩n Scandizzo.

El oto帽o est谩 comenzando, por momentos el sol asoma para volver a esconderse entre las nubes. Sopla algo de viento y el aire est谩 fr铆o. Bente Lorentzen es una de las referentes de la Folkeaksjonen oljefritt Lofoten, Vester氓len og Senja (Acci贸n Popular por un Lofoten, Vester氓len y Senja libre de petr贸leo) y nos recibe en la sede de la organizaci贸n, en Kabelv氓g. Kine Fristad, del Latin-Amerikagruppene i Norge (Comit茅 Noruego de Solidaridad con Latinoam茅rica), oficia de traductora; permite conocer de primera mano la lucha para frenar un proyecto de Equinor en su propia casa. M谩s tarde, Mina Rosenvinge se suma a la charla, ella tambi茅n forma parte de la Folkeaksjonen.

Detener a Equinor fue un proceso de varios a帽os, casi dos d茅cadas, y en el camino se involucr贸 toda la comunidad, incluso sectores que en un principio vieron con agrado que se desarrolle la actividad petrolera. Es un poco dif铆cil decir qu茅 vino primero, pero cuando las poblaciones locales nos dimos cuenta de todo eso [los impactos del proyecto], nos empezamos a preguntar c贸mo pod铆amos pararlo.鈥 La primera demanda fue exigir audiencias p煤blicas en las diferentes localidades, para que la poblaci贸n pudiera opinar sobre lo que iba a pasar. 鈥淐uando la demanda empez贸 a llegar a la pol铆tica local, a los partidos, nos dimos cuenta de qu茅 hacer para ser escuchados. Empez贸 a nacer la idea de crear una folkeaksjonen [acci贸n popular]鈥. Un espacio donde confluyen personas de diferentes 谩mbitos, clases, con otras militancias o sin militancia alguna; todas con un objetivo espec铆fico, en este caso, impedir que avance la actividad petrolera.

Fuente: El Espa帽ol.

La acci贸n popular

鈥淟as empresas petroleras estaban mirando hacia el norte, porque las 谩reas donde se est谩 explotando actualmente se est谩n vaciando鈥, comenta Bente. En un principio eso cre贸 cierta expectativa, dado que en el norte de Noruega est谩 disminuyendo la poblaci贸n y la actividad petrolera aparec铆a como una posibilidad de que la regi贸n volviera a crecer.

En 1994 se hizo el estudio de impacto ambiental del proyecto exploratorio en Lofoten, pero no gener贸 mayor atenci贸n. Ese a帽o se debat铆a el ingreso de Noruega a la Uni贸n Europea, hubo un plebiscito, y tambi茅n el pa铆s fue sede de los XVII Juegos Ol铆mpicos de Invierno. Esos temas concentraron la atenci贸n p煤blica. Hacia 2000, recuerda Bente, Equinor obtuvo el permiso para perforar dos pozos exploratorios. En el primero no encontraron nada, y cuando la empresa se dispon铆a a perforar el segundo, las organizaciones ambientales Natur og Ungdom (J贸venes y Naturaleza) y Bellona, junto con un pescador local, lograron paralizarlo. Ser铆an intervenidas zonas donde desovan especies centrales para la actividad pesquera. En 2006 el Plan de manejo del Mar de Barents y de Lofoten, confirm贸 lo que dec铆an los pescadores, las 谩reas donde se proyectaba la exploraci贸n eran muy importantes para la pesca, y muy vulnerables.

Por esos a帽os se conformaron las acciones populares en Lofoten (Lofotaksjonen) y Vester氓len (Vester氓lsaksjonen), que articulaban acciones conjuntas y en enero de 2009 confluyeron en la Folkeaksjonen oljefritt Lofoten, Vester氓len og Senja. 鈥淓n ese proceso tuvimos mucha ayuda de otras organizaciones ambientales noruegas鈥, se帽ala Bente, y subraya que cuando se estaba fundando la folkeaksjonen, decidieron que deb铆a tener alcance nacional. 鈥淟a gente que no viv铆a en la regi贸n tambi茅n ten铆a derecho a opinar, porque se trata del futuro de Noruega y de c贸mo se relaciona con el uso sostenible de los recursos. Si queremos ser una naci贸n que 煤nicamente piensa en el lucro de corto plazo, con el petr贸leo, o si pensamos en manejar los recursos de una manera m谩s de largo plazo y sostenible, con la pesca, por ejemplo鈥, explica. (鈥淟levamos mil a帽os pescando y podremos pescar otros mil a帽os m谩s con un buen manejo de la pesca鈥, me hab铆a dicho horas antes en Ballstad, el pescador B酶rge Iversen, tambi茅n integrante de la Folkeaksjonen.)

Foto: Folkeaksjonen oljefritt Lofoten, Vester氓len og Senja.

鈥淗icimos much铆simas asambleas, en cada municipio, en cada pueblito. Hab铆a una necesidad de la poblaci贸n de entender qu茅 tipo de consecuencias iba a tener [el proyecto petrolero] para toda la regi贸n鈥, se帽ala Mina. Luego agrega: 鈥淪e hablaba de puestos de trabajo, pero [quienes promov铆an la explotaci贸n] no llegaban con informaci贸n concreta. Desde el inicio fue muy importante hacer asambleas para poder llegar con m谩s informaci贸n鈥. En 2021 m谩s de 7 mil personas integraban la folkeaksjonen.

Resistencia y negociaci贸n

La creaci贸n de una organizaci贸n nacional, destacan Bente y Mina, fue importante para poder incidir en las pol铆ticas nacionales, llegar a los partidos m谩s peque帽os y poner el tema en la agenda p煤blica. En pa铆ses con sistema de gobierno parlamentarista, como es el caso de Noruega, los partidos peque帽os con representaci贸n parlamentaria tienen mucho peso al momento de definir las coaliciones de gobierno y sus agendas. La oposici贸n a la explotaci贸n de hidrocarburos en Lofoten, tomada como bandera por partidos peque帽os, era una v铆a para garantizar que el proyecto hidrocarbur铆fero no avanzara: impulsarlo generar铆a desacuerdos en la coalici贸n de gobierno.

鈥淓ra importante que los partidos pol铆ticos peque帽os se sintieran un poco due帽os del caso pero, para que ellos pudieran apropiarse, era importante que la resistencia local fuera real鈥, apunta Bente. Esa resistencia se expres贸 en movilizaciones, murales, festivales art铆sticos y petitorios [en 2009 juntaron 53 mil firmas por LoVeSe libre de petr贸leo]. 鈥淣o se pod铆a hablar en contra de ese desarrollo en el Parlamento mientras que la poblaci贸n local estuviera a favor. Eso era importante para poder trabajar en conjunto con los partidos鈥, acota.

La sede de la Folkeaksjonen est谩 en una esquina c茅ntrica de la localidad, hay una mesa de reuniones, publicaciones y tambi茅n remeras, buzos, gorras, postales referentes a la lucha en defensa del mar. El merchandising que tambi茅n contribuy贸 a dar visibilidad a la lucha en todo Noruega. 鈥淔ue muy importante trabajar en la campa帽a pol铆tica antes de las elecciones para poner el tema en la agenda y dar un impulso a los partidos peque帽os para que lo pudieran levantar en las negociaciones si iban a formar una coalici贸n. Y puede ser que la campa帽a haya contribuido a que cierta gente vote a los partidos peque帽os para darle m谩s importancia en las negociaciones鈥, explican. Lograron su objetivo: entre 2009 y 2021 ninguna de las diferentes coaliciones de partidos que llegaron al gobierno, de derecha o socialdem贸cratas, intentaron avanzar con el proyecto.

Foto: OPSur.

驴En qu茅 momento tuvieron la certeza de que hab铆an ganado, de que la decisi贸n de no avanzar en Lofoten era irreversible? Un hecho importante fue que en 2019 el Partido de los Trabajadores, el m谩s grande de Noruega, decidiera que no iba a promover la explotaci贸n petrolera en Lofoten. Tanto al interior de ese partido como del movimiento sindical hab铆a un sector a favor de ampliar la explotaci贸n petrolera a esas 谩reas y otro que no. Eso gener贸 una tensi贸n interna y acab贸 en un acuerdo: no en Lofoten. Pero, tanto Bente como Mina destacan que el nivel de adhesi贸n popular es la 煤nica garant铆a de que no avance el proyecto, esa adhesi贸n hace irreversible la decisi贸n.

A pesar de la derrota sufrida en Lofoten, Equinor sigue mirando hacia el norte en busca de nuevas 谩reas, actualmente apuesta por la explotaci贸n del yacimiento Wisting, en el mar de Barents, a 300 km de la costa (Finnmark). Como en el caso de Lofoten, diferentes sectores rechazan este proyecto. Recientemente se conform贸 una amplia alianza de organizaciones y juventudes de partidos pol铆ticos para luchar por un 脕rtico libre de petr贸leo. Otra p谩gina en la historia de luchas en defensa de los territorios est谩 siendo escrita. Leve havet (隆Viva el mar!).


Fuente: https://opsur.org.ar/2022/11/11/viva-el-mar-la-oposicion-a-proyectos-de-equinor-en-noruega/




Fuente: Argentina.indymedia.org