April 17, 2021
De parte de ANRed
271 puntos de vista


Foto: Ademys

Detrás del regreso a clases, sin condiciones epidemiológicas y edilicias, se encuentra el afán de las empresas por cuidar sus ganancias. Las escuelas abiertas forman también parte de sus necesidades, porque más allá de la función educativa y formadora de la escuela, es ante todo el lugar privilegiado donde las familias trabajadoras dejan a sus hijos durante la jornada laboral. Es por esto, que la política de clases presenciales está repleta de contradicciones con cuidar la evolución de la situación epidemiológica. Por Mario Hernández.


El miércoles por la noche, el presidente Alberto Fernández anunció por cadena nacional la suspensión de las clases presenciales en Capital Federal y el Gran Buenos Aires. La medida será por las próximas dos semanas desde el próximo lunes 19.

“Ante la avalancha de casos a partir del lunes pasado en Rosario y Santa Fe, en medio de serias deficiencias estructurales en varias escuelas y “burbujas” aisladas por contagios, es imperioso analizar la situación epidemiológica de la zona y cuáles son las necesidades de toda la comunidad educativa para que la presencialidad no sea otro factor que lleve al colapso sanitario”, afirman desde Amsafe-Rosario.

Según el informe de la Secretaría de Salud provincial, el 8 de abril Rosario registró 548 casos positivos de Covid-19, la cifra más alta de contagios en casi cinco meses. Mientras que, la ciudad de Santa Fe llegó a los 111 casos.

Para dimensionar el crecimiento de contagios el 7 de marzo se registraron 125 mientras que un mes después, el 7 de abril los casos se contabilizaron por 447.

El gobierno nacional, los provinciales y la oposición de derecha se unificaron para plantear que las escuelas no son ámbitos de contagio del Covid-19. Al parecer, al cruzar las puertas de una escuela sucede algo milagroso que no han descubierto en los laboratorios de Pfizer, AstraZeneca, Sputnik, etc.

Sin embargo, los 15 docentes fallecidos en todo el país los desmienten. La provincia de Jujuy es la que encabeza este ranking con siete docentes fallecidos hasta el momento.

Según datos oficiales del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, las clases presenciales generaron un promedio de 312 contagios de coronavirus por día. Ese número surge de dividir los 5.006 contagios registrados sobre la cantidad de días de clases en las aulas (correspondientes al estudio). El gobierno de la Ciudad resaltó que esa tasa de contagios es muy baja si se considera que el sistema público educativo involucra a 700.000 docentes, alumnos y auxiliares. De ese modo, se contagió menos del 1% de las personas involucradas.

Ahora, si se considera que CABA tuvo entre 1.500 y 2.500 casos diarios en el último mes, la incidencia de las escuelas podría explicar entre un tercio y un quinto de la segunda ola en esa jurisdicción.

Además, hay que contemplar que esos 5.006 contagios solo incluyen a docentes, auxiliares y alumnos, no a sus familiares o amigos. Además, ¿cómo se movilizaron para acceder a la escuela? ¿En transporte público donde pudieron contagiar a otras personas?

Mariano Hermidas, delegado de la Escuela N°5 de La Matanza, integrante de la Comisión Directiva de SUTEBA La Matanza y referente del espacio “Docentes contra la presencialidad en pandemia” señaló que: â€œAcá, en La Matanza, solamente en La Matanza, cincuenta escuelas ya tuvieron casos o tuvieron que aislar burbujas por ser sospechosos».

En las redes sociales, el docente e historiador Manuel Becerra recordó que la «Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) considera que por encima de los 200 casos nuevos cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días existe el riesgo más alto de transmisión en escuelas, semáforo rojo (es uno de los indicadores). Los números del 1/04 al 14/04 dan, para CABA, 1.084,60 casos c/100k».

El texto de referencia de la SAP es el «Documento conjunto de posicionamiento para la vuelta a las escuelas», en el que se establece que «la vuelta a las escuelas en la modalidad presencial es imprescindible». Sin embargo, considera que hay elementos a tener en cuenta, entre ellos el epidemiológico que describió Becerra.

Continuando con los relevamientos realizados por Amsafe y ATE Rosario demuestran que en el departamento más poblado de la provincia, siete de cada diez escuelas tienen estudiantes, docentes y asistentes escolares aislados.

Relevamiento de Amsafe Rosario del 06/04/2021

El 33,7% de los 193 establecimientos relevados tienen burbujas aisladas. El 68,8% de las 193 escuelas tiene entre 1 y 3 alumnos/as, docentes o asistentes aislados por contacto estrecho sin que se haya aislado la burbuja. Quienes presentan síntomas son mayoritariamente: 41% alumnos/as,  67% docentes. El 22,3% de las 193 escuelas relevadas tienen casos de Covid-19 positivo, mayoritariamente docentes (75%)

El gobierno de Perotti impone una presencialidad a como dé lugar en las escuelas a pesar de las condiciones epidemiológicas actuales. La falta de obras en las escuelas, los limitados planes de vacunación para la población, la falta de insumos de higiene y bioseguridad y de medidas de testeo, rastreo y aislamiento de casos necesarias para suprimir los contagios.

Detrás del regreso a clases sin condiciones epidemiológicas y sin condiciones edilicias, de insumos, de infraestructura y transporte y sin personal suficiente, lo que se encuentra no es el afán por cuidar los derechos de los niños y niñas, sino cuidar las ganancias de las empresas. Las escuelas abiertas forman también parte de sus necesidades, porque más allá de la función educativa y formadora de la escuela (que hoy podría también cumplirse en gran medida en forma virtual con las condiciones de conectividad y dispositivos necesarios), es ante todo el lugar privilegiado donde las familias trabajadoras dejan a sus hijos durante la jornada laboral o gran parte de ella. Las empresas no pagan jardines maternales ni juegotecas, son las escuelas públicas en su mayoría las que se hacen cargo de los cuidados.

Es por esto, que la política de clases presenciales está repleta de contradicciones con cuidar la evolución de la situación epidemiológica. El principal ejemplo de esto se da en la prohibición de reuniones de más de diez personas en lugares cerrados y, sin embargo, habilitar clases para 15 personas en lugares igualmente cerrados y que implicarán a nivel nacional la circulación de 1,5 millones de docentes y varios millones de niños, adolescentes, jóvenes y sus familias.

Entrevista a la docente y legisladora (MC) Laura Marrone (previo al paro del 14/04 en CABA)

«Estamos a mediados de abril y las escuelas no fueron reacondicionadas»

M.H.: De acuerdo a un relevamiento de Amsafe-Rosario del pasado 6 de abril 7 de cada 10 escuelas tienen personas aisladas por Coronavirus y se ha conocido que UTE-CTERA dice que hay más de 1.500 contagiados y piden la suspensión de las clases presenciales en CABA. Lo que me llama la atención de esta postura, es que cuando le preguntan en El Destape radio a Paula Galigniana, secretaria de Comunicación del gremio, sobre el vínculo con el gobierno de Ciudad, ella dice que hace una semana presentó a la jefatura de gobierno porteña un informe donde transmitieron todas las preocupaciones más el relevamiento realizado escuela por escuela. «Tenemos reuniones, hay poco diálogo, no tenemos mucha respuesta. Elevamos una nota directamente al jefe de gobierno. Lo venimos planteando desde el momento en que se desviaron las más de 33.000 vacunas a otro destino. Porque de esas 33.000 vacunas, que el gobierno nacional había decidido que era para vacunar docentes, el gobierno de Ciudad desvió 17.000 a otros fines y solo se aplicaron 13.000. Se las entregaron a obras sociales u otros grupos y ahí quedó frenada la vacunación docente». ¿Por qué UTE–CTERA no acompaña el paro que convoca mañana Ademys?

L.M.: Estás atrasado de noticias. Todo se ha dado vuelta. La decisión firme de Ademys de enfrentar esta total irresponsabilidad del gobierno nacional y el gobierno de la Ciudad, de seguir a toda costa y aún hoy seguía el ministro Trotta afirmando que había que seguir sosteniendo la presencialidad en las escuelas, la decisión firme de Ademys que tomó el viernes de la semana pasada de poner este miércoles en la escena política de la Ciudad y nacional el problema de que es necesario pasar a una virtualidad temporaria hasta tanto bajen los índices epidemiológicos, pegó en la base del gremio docente, al punto tal que todos los sindicatos que vienen dejando solo a Ademys en esta pelea, en el curso del día de hoy han cambiado 180º su postura.

En este momento está convocando al paro UTE, después de haber llamado a una actividad no presencial el día 14, una cosa rarísima que no se entendía qué era, para no decir paro. Después de haber dicho “queremos computadoras y ventanas” en el momento en que está planteado categóricamente decir que hay que pasar a la virtualidad, en el curso de hoy UTE modificó su posición. También la modificó CAMYP, algunas horas antes que UTE y quizás por eso tomó cartas en el asunto, pero el debate que se armó en los wasap que organizan las escuelas, donde todo el día se debate, puso al rojo la irresponsabilidad de los dirigentes sindicales que no tomaban una medida para reclamar el cese de la actividad escolar.

Esto se transmitió a la provincia de Buenos Aires, donde está convocado un paro de 48 horas por parte de los Sutebas Multicolor, el miércoles 14 y jueves 15 con el mismo pliego reivindicativo y alguna cuestión particular. Y durante el curso del día se sumó UDOCBA que es un sindicato peronista, ortodoxo, no progre.

M.H.: Ellos ya estaban en contra de la presencialidad.

L.M.: Sacó una convocatoria a una medida de fuerza para mañana, coincidiendo con los Sutebas Multicolor, que son los sindicatos combativos, donde la posición es independiente de todos los gobiernos. Y ahora me acabo de enterar que la UDA acaba de llamar también. Aunque el pliego es un poco ambiguo, al menos el que yo vi. Se reacomodan cuando las bases empujan. Esta tarde estuve conversando con una compañera con la que trabajé 28 años en Soldati, a veces en tanto movimiento de la Legislatura y del partido me olvido de los pies en el barro que significaba estar en mi escuela y se me caían las lágrimas cuando me contaba cuál es la situación. Me dijo que durante todo el 2020 tuvo cuatro alumnos, ella tiene un grado especial que es el de aceleración, son los chicos que no están alfabetizados a los diez años, viene trabajando con la mitad de sus alumnos y le duele que hoy haya que pedir el regreso a la virtualidad porque sabe que sus alumnos no están provistos de dispositivos y conectividad gratuita como se pidió todo el año pasado para un caso eventual como este. Pero no pueden seguir, porque no están yendo los pibes, las madres llaman y avisan que por distintos motivos, vivir con personas mayores, por ejemplo, no van a llevar a los chicos a la escuela.

M.H.: Mi nieto León que va a jardín inicial, es la tercera vez que le suspenden las clases, son dos maestras y tres chicos.

L.M.: Es que es brutal, yo al principio llevaba un registro, ahora ya no porque es imposible, es una situación catastrófica y sabemos muy bien que los casos que se evidencian en docentes, auxiliares y algunos pibes, no son todos los casos, porque la mayoría de los pibes son asintomáticos. Pero como dijo el Dr. Saccone en el bloque anterior, hubo informes públicos de la Asociación de Pediatría, ayer justamente estuvo el Presidente de la Asociación de Pediatría en la Legislatura, en la comisión de Salud, el Dr. Tabacco; él dijo que a mediados del año pasado hicieron un informe de lo que significaba la pandemia y de las medidas preventivas que había que tomar en las escuelas para que no hubiera contagios y fuera posible la presencialidad. Este informe no se atendió, se deformó porque se hizo promoción de una frase que ellos decían que era que los niños necesitan volver a la presencialidad. Eso ya lo sabemos. Quién mejor que nosotros los docentes para saber que la interacción entre pares es fundamental. Entonces lo volvieron a presentar en enero y las autoridades no escucharon. Y ahora, estamos a mediados de abril y las escuelas no fueron reacondicionadas como lo sugería el informe, que planteaba entre otras cosas buscar la ventilación cruzada, sumar baños, etc. Entonces hoy hubo reunión de la Comisión de Educación de la Legislatura con tres funcionarios, por supuesto la ministra hace mucho que no aparece. Estos funcionarios hicieron un despliegue de power point con una cantidad de información muy pormenorizada de los problemas de repitencia que hay, de la cantidad de chicos con bajas notas en las escuelas a lo largo de los últimos años, un informe descontextualizado del drama que estamos viviendo. No lo podía creer. Este informe terminaba diciendo que para que estos chicos puedan aprobar la escuela, es necesario que vayan a clases presenciales. Se olvidó de decir qué pasa hoy en las escuelas, que están o con pocos alumnos, o con cierres intermitentes y con un agravamiento de contagios que hoy da un índice de 922 para las escuelas de Buenos Aires. La incidencia se mide cada cien mil habitantes durante los últimos catorce días, porque es el período en el que se presenta la enfermedad entonces se toma como referencia. Todos los organismos internacionales y la Asociación de pediatría y los indicadores epidemiológicos dicen que por más de 150 no hay que ir a la escuela. Nosotros estamos en 922. No sé si en algún lugar del mundo existe una ciudad que tenga ese riesgo epidemiológico y hoy tenga los pibes en la escuela, que solo en CABA significa 1.500.000 de personas en circulación, porque hay que sumar a los alumnos, los padres que los llevan, el personal auxiliar, el de comedor, etc.

Entonces mañana (14/4) hacemos un paro, lo convocó Ademys pero se sumaron CAMYP y UTE. Es un paro que viene muy fuerte pero no puede ser un paro que no se escuche y no puede estar esperando el gobierno que sigamos con otro paro para dar respuesta. Lo que hoy pasó en la Legislatura fue una vergüenza, que se pretendiera hablar de que el gobierno está preocupado porque los chicos aprueben las materias, mientras se mueren docentes y hay casos de niños internados. Ayer murió un niño de diez años por paro cardíaco, que había tenido Covid hace 15 días y sabemos que están habiendo paros cardíacos posteriores a una supuesta recuperación de Covid. Esta es una enfermedad que no conocemos las secuelas que trae y evidentemente hay que tomar medidas para pasar a la virtualidad. Lamentablemente, como dijo mi compañera Corina de Soldati, los chicos siguen sin computadoras igual que el año pasado. Eso no se va a poder resolver.

M.H.: Yo creo que también debería ser una actitud de los padres. Yo justamente lo estuve hablando con mi hija en relación al caso de mi nieto.

L.M.: El gobierno de la Ciudad sacó un decreto en consonancia con un decreto que sacó el gobierno nacional el 12 de abril que para la Ciudad tiene el número 2021 que anula la dispensa para todo el personal de riesgo mayor de 60 años o con alguna enfermedad de riesgo y a las embarazadas si tuvieron una dosis de la vacuna. Esto es aberrante porque sabemos que las vacunas no son totalmente efectivas, que tienen un margen alto de efectividad pero que las personas de riesgo con una sola dosis tienen que seguir siendo cuidadas, es una criminalidad más que se va a pagar con vidas.

M.H.: A eso me quería referir, ¿cómo es que se desviaron 17.000 vacunas de las 33.000 asignadas a los docentes de CABA?

L.M.: No conocía este dato, pero es muy bajo la cantidad de docentes vacunados.

M.H.: Creo que solo aplicaron 1.300.

L.M.: El problema de la falta de vacunas es también para los auxiliares, los de comedor, los transportistas, es un problema gravísimo que se podría haber solucionado con las medidas que ya hablamos. Mañana en Marcelo T. de Alvear en la sede de la OMS a las 14:00 nos dimos cita todos los integrantes del FIT Unidad y convocamos a todos los que nos acompañan en nuestro reclamo para la liberación de las patentes, para que el Estado fabrique vacunas y se incauten las vacunas de Garín.

Entrevista a Jorge Adaro, Secretario adjunto Ademys (14/4)

«Hay que discutir si en este marco podemos sostener la presencialidad»

M.H.: Jorge Adaro Secretario Adjunto de Ademys, hoy convocaron a un paro junto a otras organizaciones sindicales docentes en la Ciudad de Buenos Aires. ¿Cuáles son los motivos?

J.A.: Efectivamente estamos llamando a una medida de 24 horas con una muy importante adhesión y el motivo que tiene es el crecimiento exponencial e incontrolable de casos que se están dando fundamentalmente en el AMBA y en CABA, por lo tanto, lo que exigimos es que mientras esta situación tenga estas características y esta magnitud, mientras no haya un calendario tentativo de vacunación, el gobierno debe pasar a la virtualidad al sistema educativo.

Ese es el principal motivo del paro y que es tomado con muchísima fuerza  por la base de la docencia, que tienen la misma preocupación porque vivimos cotidianamente este tipo de cosas, no hay escuela en CABA que no haya tenido que aislar alguna burbuja, que no haya tenido casos de docentes contagiados.

M.H.: Uno de mis nietos que va a inicial, desde que comenzaron las clases hasta ahora, se han aislado tres veces, y la burbuja es de cinco personas, dos docentes y tres niños.  Si eso sucede en una burbuja tan pequeña ¿qué estará pasando en el resto?

J.A.: Por supuesto, yo quiero recordar que cuando empezó la presencialidad, que nosotros ya planteamos que no estaban dadas las condiciones, el gobierno de Larreta y Acuña, pretendían y así lo planteaban en el protocolo, burbujas de 30. Si hoy la situación no es peor es porque la docencia tomó en sus manos la resolución de esta situación y en la mayoría de las escuelas hemos establecido burbujas con menos cantidad de niños y niñas. Sino la situación sería mucho más grave.

M.H.: Al respecto, estaba leyendo un informe de los docentes de AMSAFE Rosario que hablaban de esta contradicción, haber lanzado una medida prohibiendo reuniones sociales de más de 10 personas  y las burbujas en Rosario funcionan con más de 15 niños. Pero hoy a la mañana me encuentro en Clarín con la sorpresa que la gobernación de la provincia de Buenos Aires prefiere “mantener el mecanismo que incluye reducir el número de niños por salón y la separación en grupo de hasta 15 niños” ¿Cómo puede ser? Por un lado para las reuniones sociales se hace una recomendación o prohibición y en la provincia de Buenos Aires hablan de grupos de hasta 15 niños, lo que supone que cuando hablan de reducción de los grupos, es porque las burbujas tenían más.

J.A.: Efectivamente. En esto no hay ningún tipo de brecha, gobierno de la Ciudad, gobierno de la provincia de Buenos Aires y el gobierno nacional van adelante con la presencialidad y con las burbujas con números superiores a lo que establecen para otro tipo de actividades. La burbuja no deja de tener un nivel de peligro latente. Por eso entendemos que es un momento en el que hay que parar. Nosotros sabíamos que nos enfrentábamos a un año donde el esquema bimodal de educación iba a estar presente. A principio de año dijimos que queremos la presencialidad, es nuestro lugar, es el lugar de nuestros chicos y chicas. Lamentablemente las condiciones nunca estuvieron. Acá no hay que discutir la cantidad de chicos en la burbuja, lo que hay que discutir es si en este marco podemos sostener la presencialidad. Además hay otro elemento que empieza a surgir en distintas escuelas de CABA, que las familias empiezan a no mandar a sus hijos a la escuela.

M.H.: Es lo que le planteé justamente yo a mi hija, porque yo llevo a mi nieto al jardín, y los hechos son evidentes. Hoy paro y movilización también.

J.A.: Sí, con todos los cuidados vamos a hacer una caravana y la vamos a compartir con los compañeros de los Suteba Multicolor. Esta acción cuenta con los compañeros de Matanza, Ensenada, Tigre, Escobar, porque lo que queremos identificar también es que estamos con una gran crisis nacional pero con un epicentro en todo lo que es el AMBA, así que la acción va a tener como protagonistas a los y las docentes de CABA y también del Conurbano bonaerense.

M.H.: Que hoy y mañana convocan a paro en sus seccionales.

J.A.: Efectivamente un paro miércoles 14 y jueves 15. Mañana se van a hacer actividades en cada una de las seccionales y vamos a continuar con esta coordinación con los compañeros de los Suteba Multicolor, que ya la venimos sosteniendo por cuestiones salariales, problemas de infraestructura, etc., y también en este problema común que es la necesidad de ir a un esquema virtual en este momento tan complejo como el que vivimos.

Paro de la docencia universitaria

Se llevó adelante un paro docente de 48 horas en universidades nacionales el jueves 15 y viernes 16 en reclamo de una urgente recomposición salarial ante la pérdida acumulada frente a la inflación. La medida, que impulsó Conadu Histórica, consistió en la suspensión total de actividades docentes, tanto presenciales como virtuales.

Al igual que con el cese de actividades realizado el 6 y 7 de abril, la Conadu Histórica reiteró su pedido de una inmediata convocatoria a la Mesa Nacional de Negociación Salarial, sin exclusiones, además de un incremento que compense lo perdido por inflación y supere las proyecciones para el presente período.

Exigen además que se incorpore una retribución mensual en compensación por los gastos derivados de la virtualidad, que hasta la fecha son costeados por cada docente en casi todas las Universidades desde el inicio de la pandemia.

A su vez, la Conadu Histórica ratifica su unánime rechazo al ofrecimiento del gobierno nacional, consistente en 8 cuotas extendidas entre abril de 2021 hasta febrero del 2022 (a cobrar en marzo), sin cláusula gatillo, y totalizando un falso 33% a esa fecha; en tanto que la inflación proyectada superará el 48%. Esto significa sumar una nueva pérdida salarial a la existente a la fecha, que supera el 20%.

Entrevista a Luis Ticornia, Secretario General de Conadu (H)

«La oferta salarial para los docentes universitarios es una burla»

M.H.: Un paro de 48 horas, martes y miércoles, para exigir paritarias y recomposición salarial ¿qué nos podés comentar al respecto?

L.T.: El motivo de ese paro del 6 y 7 de abril es el muy grave atraso salarial que tenemos la docencia universitaria, somos 150.000 docentes que dependemos del ministerio de Educación de la Nación, de las 57 universidades nacionales, estamos a marzo, con respecto al mismo mes del año pasado, con una pérdida salarial de más del 20%. La paritaria venció en febrero. Hasta ayer (7/4) no había ninguna reunión ni propuesta salarial. Eso motivó el paro. Y fue muy importante, tuvo mucha adhesión porque hay un enojo muy grande, la pérdida de más del 20% es de las más altas de cualquier escala salarial, incluso dentro del Estado, somos los más castigados.

Denunciamos a su vez ayer una práctica desleal, una maniobra, una grosería de parte del ministerio de Educación de la Nación. El primer día de paro convocan a reunión paritaria, hasta ahí no había ninguna novedad, ese mismo día convocan a reunión para el día siguiente, segundo día del paro nuestro. Y dicen que como nosotros estamos de paro no podemos participar. Eso no se hace.

M.H.: Esta situación fue denunciada en FM La Boca por Matías Eskenazi que es docente en la Universidad de Quilmes y en la de Concepción del Uruguay, que los habían marginado por el motivo del paro, de la negociación salarial de la paritaria con la gravedad que eso significa como antecedente.

L.T.: Exactamente. Es ilegal, es violar un derecho constitucional que es el derecho a huelga, es flagrante en el sentido de que toman la decisión de poner la reunión paritaria el mismo día en el que ya estaba establecido el paro. De caso contrario, y en pos de generar un diálogo podría haberse pensado en modificar el paro, aunque es un tema porque todos tenemos derecho a hacer paro cuando queramos. Está claro que lo hicieron ese día para tener la excusa y dejarnos afuera. Es una actitud autoritaria de amedrentamiento, porque desde el punto de vista formal no tiene validez.

Nosotros el lunes vamos a hacer una presentación en la justicia. No puede ser esto. Es más, en cualquier régimen salarial está la conciliación obligatoria, que incluso en muchos conflictos ni siquiera se acata, pero se puede acatar y el mismo ministerio negociar. Pero no, el propio ministerio pone a propósito la reunión en el día para poner eso de excusa y no convocarnos. Vamos a hacer la presentación, estamos haciendo la denuncia pública, no hay fecha de próxima paritaria. El ministerio hizo una propuesta en esa reunión, lamentablemente los otros gremios se presentaron y se prestaron a esto. La oferta es una burla, estamos con una pérdida del 20% y proponen 8 cuotas de un 5% donde la primera es en abril. Es una vergüenza, para terminar en febrero de 2022. El mismo ministerio de Educación acordó con la Ctera, la UBA y los otros gremios en la llamada Paritaria Nacional Docente del nivel primario y secundario 34,5% en tres cuotas, una en marzo, otra en julio y otra en septiembre con cláusula de revisión en septiembre.

Uno diría, lógico, las elecciones son en octubre, la inflación no se sabe en qué va a terminar, se acuerda y en septiembre se revisa. Muchos afiliados pensaban que cuando nos llamaran nos iban a ofrecer esto como piso de discusión, porque el año pasado nosotros terminamos peor que los docentes de primario y secundario, tuvimos malas paritarias. Pero no, eso no es así, como primicia le cuento porque hace diez minutos acaba de resolver el plenario nacional de nuestra Federación un nuevo paro para jueves y viernes de la semana que viene, 15 y 16  porque la propuesta es claramente insatisfactoria, en repudio a la exclusión del día de ayer y en reclamo de que se reconstruya la paritaria y se revea la situación.

M.H.: Â¿Cuál es la situación del CBC?

L.T.: Hay una denuncia que está realizando la AGD que estamos apoyando, hoy hicimos una acción porque se da el despido o no nombramiento de una cátedra de Economía del CBC que en la UBA se la llama por el nombre del profesor, en este caso la Cátedra Marchini donde incluso uno de los docentes es miembro de la Comisión Directiva de AGD. Estamos denunciando eso y reclamando al Rectorado que dicte el nombramiento de todas las cátedras. También hay conflicto en el Nacional Buenos Aires y en el Carlos Pellegrini.

M.H.: Te quería preguntar por eso, porque he leído información afirmando que es muy bajo el nivel de acatamiento al paro.

L.T.: Para saber el nivel de acatamiento tendrían que tener acceso a las pantallas de internet de los docentes, porque las universidades están cerradas. Yo podría decir que vayan y filmen las aulas, que están cerradas. Usted me podría decir que bueno, las clases se dan por internet. Clarín no tiene ningún elemento para decir eso. Nosotros sí tenemos elementos porque las cátedras nos informan, tenemos contacto virtual con cada uno de los afiliados y a su vez, como somos docentes y sí tenemos acceso a las plataformas virtuales, podemos ver cuáles cátedras pusieron un cartel para avisar a los alumnos que no va a haber clases porque se adhieren al paro y ahí decimos con fundamento, que el paro fue importante. Ahora, está claro que en este tema de la virtualidad es más difícil hacer el relevamiento del paro.

M.H.: Â¿Querés agregar algo más?

L.T.: En el Colegio Nacional Buenos Aires y en el Pellegrini tenemos problemas, son colegios que dependen de la Universidad, los llamados colegios pre universitarios; en Bahía Blanca y Tucumán los docentes están de paro rechazando la presencialidad porque no se han garantizado las mínimas condiciones sanitarias. Además es muy complicado en algunos casos, por ejemplo, el Nacional Buenos Aires, porque son edificios muy viejos entonces el problema de la ventilación es muy serio. Y la asociación gremial asociada a la nuestra informa que no están dadas las condiciones, no se puede garantizar la ventilación, ni los turnos. En esa condición de negligencia y dejadez por parte de las autoridades toman la decisión que hasta que no se resuelvan estas cuestiones las clases seguirán siendo virtuales. Eso queremos decirlo desde la Federación, hoy se resolvió en el plenario apoyar los reclamos que se están haciendo en la Universidad de Tucumán, la de Buenos Aires y la de Bahía Blanca.

Fuentes: APU, Resumen Latinoamericano y propias de los programas radiales “Metrópolis”, “Fe de erratas” y “PlanB(aires) que se emiten por FM La Boca (90.1).





Fuente: Anred.org