August 12, 2022
De parte de Indymedia Argentina
203 puntos de vista

Carta abierta de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM):
Al gran capital no se le da tregua

Nuestra lucha jam谩s ha sido contra el pueblo chileno, sino contra los intereses de las clases que componen al Estado en su modalidad capitalista y colonial

Al pueblo naci贸n Mapuche

Al pueblo chileno empobrecido

A la opini贸n p煤blica nacional e internacional

En tiempos de confusi贸n ideol贸gica a煤n se dejan ver las tramas m谩s oscuras del colonialismo imperante en Chile. Del mapuche 鈥渟in alma鈥, 鈥渇lojo鈥, 鈥渂orracho鈥, 鈥渄elincuente鈥, 鈥渢errorista鈥, 鈥渘arcoterrorista鈥 ahora pasamos a ser los mapuche 鈥渄el rechazo鈥. Porque, seg煤n algunos supuestos intelectuales con bastante tribuna medi谩tica, ahora tendr铆amos una especie de alianza t谩ctica con la derecha chilena para 鈥渄esestabilizar鈥 el plebiscito constitucional a favor de los sectores m谩s conservadores. Y claro, en este complejo escenario conspirativo, donde nuestra org谩nica formar铆a parte de la reacci贸n, es de esperar alg煤n pr贸ximo art铆culo que siga denostando a nuestra organizaci贸n por parte no solo de la derecha fascista, sino tambi茅n desde aquellos que dijeron ser nuestros aliados.

Resultan preocupantes las posturas de la supuesta intelectualidad progresista, mapuche y no mapuche, que a estas alturas demuestran miop铆a anal铆tica y cierta desesperaci贸n pol铆tica. Desde un comienzo la CAM dej贸 claro que, si bien respet谩bamos y salud谩bamos el despertar del pueblo chileno (revuelta social), nunca confiamos en que la resoluci贸n del conflicto fuera mediante la administraci贸n neoliberal, en donde la derecha pol铆tica y econ贸mica tomara de nuevo la iniciativa. Es en este marco que la plurinacionalidad, como propuesta para la causa Mapuche, resulta ser una medida vac铆a de fuerza territorial y con nula perspectiva de transformaci贸n, ya que m谩s bien es un invento acad茅mico de una elite que busca espacios y cuotas de poder sin tomar en consideraci贸n la realidad de injusticias ni las necesidades reales de nuestro pueblo.

Lo que pasa desapercibido a los ojos de algunos pseudointelectuales es que las condiciones del gran capital y del colonialismo que han operado para despojarnos de nuestro territorio se han profundizado en las 煤ltimas d茅cadas. La expansi贸n forestal, la reconversi贸n agropecuaria, el turismo de masas y la extracci贸n de minerales son s贸lo algunas expresiones de un sistema que utiliza al wallmapu como un laboratorio para resolver su crisis, profundizando a煤n m谩s la devastaci贸n y depredaci贸n de nuestro territorio ancestral. Por lo mismo, se han reforzado las contradicciones internas del capital ante un movimiento mapuche que resiste su expansi贸n y le quita territorio para sus inversiones, lo cual impide su reproducci贸n como modelo econ贸mico, oblig谩ndolo a buscar otras maneras de asegurar su persistencia. Las numerosas extensiones del 鈥淓stado de excepci贸n 鈥 responden a este fen贸meno, es decir, ante la p茅rdida de hegemon铆a territorial del empresariado forestal y la incapacidad del Estado para detener al movimiento mapuche, m谩s el fracaso de las pol铆ticas de compra 鈥 venta de tierras, se debe militarizar el territorio y continuar con las pol铆ticas represivas para asegurar los intereses de la clase dominante.

En este contexto, desde la CAM, junto a otras expresiones autonomistas y revolucionarias de nuestro pueblo, hemos profundizado nuestro proyecto pol铆tico, reforzando algunos planteamientos, ajustando otros y desechando aquellos que consideramos errados. Este proceso, naturalmente pol铆tico, ha requerido a帽os de debate y reflexi贸n para consolidarse, y lo hemos decidido plasmar en nuestro libro Chem ka rakiduam. Sin duda, nuestra lucha sigue siendo por la recuperaci贸n territorial y la reconstrucci贸n cultural, porque hemos visto en la pr谩ctica que esto logra solucionar la delicada situaci贸n social que pasan cientos y miles de familias mapuche sometidas a las pol铆ticas p煤blicas chilenas. Son las recuperaciones territoriales la columna vertebral de nuestra estrategia, ya que en ellas podemos vivir con dignidad, sembrar, tener animales, hacer traw眉n, palin, nguillat眉n y fortalecer nuestro proyecto pol铆tico sin afectar en lo m谩s m铆nimo, y en esto somos enf谩ticos, al pueblo chileno empobrecido.

Es precisamente en este contexto que Jos茅 Bengoa nos pide una tregua que, a su parecer, beneficiar铆a al pueblo de Chile y a los mapuche con otras posiciones. A primera vista, se nota que el se帽or Bengoa nos ha usado de objeto de estudio para posicionarse acad茅mica y pol铆ticamente, pero se nota que no ha le铆do nuestros comunicados ni nuestros escritos p煤blicos y menos sabe de nuestra pr谩ctica pol铆tica. Debe ser que conoce solo la parte de la historia mapuche que le es 煤til para remodelar el multiculturalismo chileno y que resulta funcional al poder dominante. Su propuesta lo ubica en la t铆pica posici贸n del colonizador habl谩ndole al colonizado, intentando mostrarnos el camino correcto en este escenario.

Ahora bien, si son las actividades productivas del gran capital, envueltas en una l贸gica colonialista que poco le interesa al se帽or Bengoa, las que han despojado nuestra riqueza comunitaria durante siglos arroj谩ndonos a los rincones de la historia 驴por qu茅 deber铆amos dar una tregua al pueblo chileno? Nuestra lucha jam谩s ha sido contra el pueblo chileno y ni siquiera contra un 鈥済obierno鈥, sino contra los intereses de las clases que componen al Estado en su modalidad capitalista y colonial. Por esto, sostenemos que nuestra lucha no afecta los intereses del apruebo, y le decimos a aquellos que est谩n ah铆 que el problema no es nuestro proyecto de liberaci贸n, sino la acumulaci贸n de fuerzas que el apruebo no logr贸 hacer para disputar el plebiscito.

Por lo tanto, no cometan la torpeza de ubicarnos con el rechazo, pues esta opci贸n encarna a los grandes capitalistas de Chile y ah铆 tambi茅n est谩n los intereses de la derecha econ贸mica y pol铆tica de los usurpadores para quienes, como CAM, somos sus peores enemigos, tanto pol铆tica, ideol贸gica como militarmente. Y, a esta pseudo izquierda que se posiciona hoy en el gobierno, en la medida que se sigan alineando al empresariado, principalmente a las forestales, comprometidos en contra de la causa mapuche, los seguiremos confrontando y denunciando. Es por todo esto que exigimos respeto por nuestro proceso de lucha y ojal谩 que las desesperaciones pol铆ticas de algunos intelectuales serviles no sigan instrumentalizando la lucha de la CAM para un proceso del que no somos parte. El pueblo chileno y ciertos sectores Mapuche (asimilados) interesados en el plebiscito decidir谩n por su cuenta el destino de la constituci贸n. Como CAM seguiremos en la senda de la reconstrucci贸n Nacional y ah铆 vale el koyactun y el futatrawun de acuerdo a nuestro admapu, siempre respetando y asumiendo en este tiempo nuestro rakiduam, kimun ka feyentun Mapuche.

Por lo anterior, es que no podemos dejar de decir que la posici贸n de Fernando Pairican juega en el mismo sentido de subestimaci贸n a nuestra expresi贸n, sumando algunos datos e incorporando elementos sensibles de la historia mapuche, sobre todo cuando se refiere a la CAM pretendiendo con ello desvirtuarnos. Su tesis de las 鈥渧铆as鈥 a la autodeterminaci贸n, por m谩s sofisticadas que suenen, terminan ubicando al mapuche del weychan en una vereda 鈥渘o pol铆tica鈥 y 鈥渞upturista鈥, mientras que al mapuche 鈥済radualista鈥 en una vereda 鈥減ol铆tica鈥.

Dejamos al lector discernir las similitudes entre estos planteamientos y la doctrina de la iglesia cat贸lica en la 茅poca colonial, donde se diferenciaba al indio b谩rbaro del civilizado dependiendo de su grado de sumisi贸n e integraci贸n a las estructuras del colonato. Pairican construye una dicotom铆a funcional a la contrainsurgencia que el gobierno de Boric ha hecho suya: la 煤nica v铆a posible de resoluci贸n del conflicto es el di谩logo integracionista y plurinacional que requiere, para ser posible, dejar intactos los intereses del gran capital en nuestro territorio. Resulta f谩cil hablar de este modo despu茅s de haber conseguido puestos acad茅micos e institucionales redituando con nuestra historia.

Estamos conscientes que vendr谩n nuevas cartas y pronunciamientos al servicio de los poderosos con el objetivo de desprestigiar nuestra lucha. Pero insistimos, no es nuestra responsabilidad llamar a votar apruebo o rechazo, ya que nunca fuimos parte de este proceso. Y no es porque no creamos, como nos acusan, es porque NO ES NUESTRO, no es parte de nuestra cultura ni de los principios, ni formas que nos legaron nuestros futakevje kuifi yem (Antepasados y eso ya la hemos dejado clara en varias oportunidades. Y si despu茅s de todo esto algunas personas insisten en que el accionar de la CAM es servil a la derecha, es porque su racismo e intolerancia ya no tiene soluci贸n.

Como organizaci贸n anticapitalista y revolucionaria Mapuche seguiremos en la resistencia y reconstrucci贸n de nuestro pueblo Naci贸n.

隆隆No habr谩 tregua a las Forestales!!

Libertad a Daniel Canio , Luis Vasquez Tramolao, Luis Collonao, y dem谩s PPM!!

Por territorio y autonom铆a para la Naci贸n Mapuche!!

Amulepe tai帽 weichan!! Weuwai帽!!

.

Comisi贸n pol铆tica. CAM. 8 de agosto de 2022.

enlaces relacionados:
Coordinadora Arauco Malleco toma posici贸n de 2 fundos m谩s en Carahue
Este gobierno mantiene la l贸gica colonial con car谩cter contrainsurgente contra el movimiento Mapuche
H茅ctor Llaitul portavoz de la CAM responde a declaraciones de Izkia Siches y Vallejos
Hector Llaitul sale a declarar sobre acusaciones que se han hecho contra la Coordinadora Arauco Malleco
enviado por redlatinasinfronteras.sur@gmail.com



Fuente: Argentina.indymedia.org