May 15, 2021
De parte de Publicacion Refractario
111 puntos de vista


Wallmapu, carta de Juan Pirce, detenido por tenencia de armas y explosivos

Traiguén, 9 de abril de 2021

Les escribo desde la cárcel de Traiguén, desde las mazmorras de la Dictadura Chilena, controlada por la derecha empresarial y latifundista, por la economía transnacional y su neoliberalismo y diseñada por el imperialismo económico impuesto a sangre y fuego.

Como consecuencia de una operación de inteligencia diseñada por carabineros para justificar su ineficiencia y ladronaje y presionada por el poder, la derecha desesperada por su moribunda institucionalidad ha orquestado este movimiento, con la falsa excusa de buscar una plantación de marihuana, rodearon la manzana de mi casa en mi población, el OS7, el GOPE, LABOCAR y la Policía Local, acorralando además, amenazantes la casa de mis padres ya jubilados, quienes se encontraban en compañía de su bisnieto y su madre. Yo en mi casa acompañado de dos jóvenes amigos que a nadie le han hecho daño.

Así como a partir de un falso operativo por una plantación de marihuana inexistente, allanaron mi casa, desde donde sorpresivamente aparece una larga lista de artefactos y armas. De plantación nada, pero claro, en un artístico movimiento, cual mago de un sombrero, me han convertido en el más peligroso hombre buscando vincularme a cuanto más puedan, reproduciendo la misma novela de “Operación Huracán”, las cortes han vuelto a ser engañadas.

Para nadie que me conozca es un secreto, que en mi vida me he esforzado por la construcción política en búsqueda de justicia, igualdad, felicidad y libertad; todo el que me conoce sabe de mi admiración por aquellos que buscaron lo mismo y que también perdieron la libertad; incluso la vida. Es conocida mi afinidad con los trabajadores, con los pobladores, con los pobres, con el mundo popular.

También es conocida mi afinidad con el Pueblo Nación Mapuche, por su cosmovisión, por su lucha de Autonomía y Territorio y por la búsqueda de su dignidad y libertad que comparto.

Asumo las consecuencias de mis convicciones, tengo claro, que es aquella convicción tremendamente conocida, la que ha llevado al orquestaje de este siniestro plan, tejido por la inteligencia de la ANI, junto a los cuadros de la ex U.I.O.E. que me han perseguido desde ya hace meses.

Cuando lo único que se tiene es la palabra y los principios, no hay otra alternativa que llevar aquello a costa de las consecuencias.

ME DECLARO UN PRESO POLITICO.

Ahora en esta celda, de la cárcel de Traiguén, permanentemente grabado y custodiado en su puerta por la unidad de servicios especiales de Gendarmería, con la luz encendida día y noche y soportando el ir y venir de coronales y capitanes que buscan conocerme y asegurarse de mi encierro; sin poder salir de ella y sin comunicación con nadie, será difícil lograr hacer que estas letras salgan de aquí, para comunicarme con ustedes.

A la opinión pública le pido, a los pobladores, a la gente de mi barrio, No se dejen engañar; este gobierno se sujeta en las mentiras y el descrédito, yo no soy su enemigo.

A quienes me conocen les digo, estoy bien, estaré bien, no me dejaré intimidar.

A quienes creen en lo mismo que yo, a quienes buscan tambiém la libertad y la justicia, a los que quieren construir amor y felicidad les digo:

Nuestra lucha continúa; Venceremos Amulepe tain weichan; Wewaiñ Autonomía, Territorio y Libertad.

JP.

Categorías:Uncategorized




Fuente: Publicacionrefractario.wordpress.com