January 2, 2022
De parte de El Miliciano
320 puntos de vista


鈥淭odos los empleados secundarios del sector de la caja, vigilancia y tienda se han sindicado para oponerse a las insoportables condiciones de trabajo en museo de la Secesi贸n de Viena. Desde hace semanas WAS (Sindicato de Trabajadores de Viena) est谩 negociando con la direcci贸n del museo, que ahora han empezado a ignorar las demandas de los empleados. Por lo tanto, hemos convocado una concentraci贸n contra la violaci贸n de los derechos de los trabajadores frente al museo Secesi贸n en Friedrichstra脽e 12, 1010 Viena, durante la inauguraci贸n de la 煤ltima exposici贸n de la Secesi贸n.鈥
El museo de la Secesi贸n de Viena, que gana unos 4.500 euros con las entradas y las ventas de las tiendas s贸lo en un s谩bado normal, que est谩 patrocinada por uno de los mayores institutos de cr茅dito de Austria (Erste Bank), una larga lista de patrocinadores privados y por 煤ltimo, pero no menos importante, por la propia C谩mara de los Trabajadores, considera normal y necesario retener los salarios de sus empleados.
Desde la primera cuarentena en 2020 los empleados secundarios de las cajas, vigilancia y tienda han acumulado las llamadas “horas negativas” cada vez q mue no pod铆an presentarse a trabajar porque el museo ten铆a que cerrar debido a las medidas por el coronavirus.
Despu茅s de que el cierre por la cuarentena consumiera el derecho a las vacaciones de todo un a帽o m谩s todas las horas extraordinarias de los empleados, se les pidi贸 que trabajaran las horas que hab铆an “perdido”. Lo que supuso meses de 70 horas de trabajo de media, a cambio de una remuneraci贸n que no llegaba a los 450 euros.
Para que quede claro: no hay base legal para las “horas negativas”, es decir, son ilegales. Tan ilegal como consumir el derecho a las vacaciones de todo un a帽o por una crisis o incluso dejar que tus empleados acumulen tantas horas extras, sin compensarlas econ贸micamente o en tiempo libre.
Pero todo esto es, y ya lo era antes de la pandemia, un problema sist茅mico. Esta explotaci贸n ilegal se justific贸 con la excusa de “salvar puestos de trabajo”, algo que no es cierto, ya que aun as铆 hubo compa帽eres que perdieron sus puestos de trabajo y adem谩s un puesto a jornada completa se sustituy贸 por trabajadores con contratos m谩s precarios. Adem谩s, en los puestos de trabajo de caja, vigilancia y tienda existe una escasez de personal tan notoria que es habitual y necesario llamar a los empleados que est谩n de vacaciones en caso de que haya que sustituir a un compa帽ero de baja por enfermedad, o incluso hacer que los empleados que se ponen enfermos llamen a sus compa帽eros para encontrar su propio sustituto.
En otras palabras: el museo de la Secesi贸n de Viena, con dichas fuentes de ingresos m谩s el apoyo del Estado durante los a帽os de la crisis sanitaria, no s贸lo consider贸 inteligente cargar las consecuencias de la pandemia sobre sus empleados m谩s d茅biles y rentables, que son tambi茅n los que corren m谩s riesgo de infectarse, consideraron adem谩s inteligente pasar a vender todo eso como un favor, con sus empleados, con ellos mismos y con el p煤blico.
El museo de la Secesi贸n ha conseguido aparecer en una moneda de 50 c茅ntimos, eso es lo que valen les trabajadores para ellos.
El lema de la Secesi贸n: “Der Zeit ihre Kunst/ Der Kunst ihre Freiheit” (Al tiempo su arte / Al arte su libertad) es puro cinismo a la vista de los meses de vida que esta instituci贸n ha robado a sus empleados. El perfil imponente del edificio, que desde mayo de 2020 se asemeja m谩s a la entrada a Moria, es, literalmente, pura fachada.
La Secesi贸n, a la que le gusta recurrir a su historia para mostrarse como alternativa y contraria a la burgues铆a y al conservadurismo, ha traicionado todo lo que se supone que representan sus exposiciones, adem谩s de confirmar el t贸pico de que este tipo de arte s贸lo interesa a los ricos.
Para nosotres, como sindicato sin jerarqu铆as y horizontal, tenemos claro que estas condiciones son inaceptables. M谩s a煤n porque la Secesi贸n ha sido hasta ahora tozuda y no quiere admitir las reivindicaciones de los trabajadores secundarios.
Nuestra primera concentraci贸n frente a la Secesi贸n de Viena tiene lugar durante la inauguraci贸n de la nueva exposici贸n. Estar谩n presentes muchas personas importantes del arte y la cultura, y es la primera exposici贸n que se inaugura bajo la nueva junta directiva. No aceptamos la continua explotaci贸n de los m谩s d茅biles por parte del mercado del arte, especialmente cuando no se respetan ni siquiera las propias normas legales m铆nimas. Llamamos a todes les trabajadores con conciencia de clase a apoyarnos.
Tambi茅n existe la posibilidad de protestar por tel茅fono contra la explotaci贸n en la Secesi贸n, de lunes a viernes de 10:00 a 17:00.
隆Si nos tocan a una nos tocan a todas!



Fuente: Elmilicianocnt-aitchiclana.blogspot.com