November 2, 2022
De parte de Portal Libertario OACA
197 puntos de vista

Fragmento del libro 鈥淯na hist貌ria cr铆tica de les esquerres鈥 (Edicions El Jonc, 2019), de Xavier Diez, traducido al castellano. El autor ha publicado otros libros como 鈥淓l anarquismo individualista en Espa帽a, 1923-1938鈥, 鈥淰enjan莽a de classe. Causes profundes de la viol猫ncia revolucion脿ria a la Catalunya de 1936鈥, 鈥淎narquisme, fet diferencial catal脿. Influ猫ncia i llegat de l鈥檃narquisme en la hist貌ria i la societat catalana contempor脿nia鈥, 鈥淓l pensament pol铆tic de Salvador Segu铆鈥, 鈥淯topia sexual a la premsa anarquista de Catalunya鈥濃

El primero de estos puntos parte de una causa noble: la insoportable restricci贸n a la que la moral tradicional somete aquellas personas que no siguen las pautas mayoritarias en materia sexual, los que escapan de la norma y que a menudo sufren, no solo el rechazo social, sino tambi茅n una persecuci贸n legal y una discriminaci贸n personal intolerable. En un primer momento, las izquierdas hacen, a partir de la d茅cada de 1960, y sobre todo la posterior, una defensa que desaf铆a las creencias asumidas de forma mayoritaria y que genera contradicciones entre la opini贸n p煤blica. En este sentido, la izquierda resulta 煤til porque es inspiradora y obliga a transformar conciencias ancladas en concepciones ancestrales y los excesos de juicio derivados de sociedades de una uniformidad insoportable. Ahora bien, en los 煤ltimos a帽os esta causa noble ha tendido a hilar demasiado fino, a profundizar en el lenguaje y establecer categor铆as de orientaci贸n sexual que acaban volvi茅ndose incomprensibles para buena parte de la opini贸n p煤blica, incluso para el segmento m谩s concienciado. Lo que hab铆a sido enormemente positivo, sacudir la consciencia colectiva sobre la injusticia que se comet铆a contra aquellas personas que no segu铆an un comportamiento sexual tradicional, ha tomado un impulso que hace que la mayor铆a social, que a pesar de las ambig眉edades siempre presentes en toda relaci贸n sexual, suele ser heterosexual, se vea cuestionada precisamente por ser tradicional, y que en determinados debates pueda sentirse inc贸moda. En la 煤ltima campa帽a presidencial en los Estados Unidos, el lobby LGTBI hizo que una de las grandes pol茅micas que condujo al Partido Dem贸crata y Hillary Clinton a la derrota fuera la obsesi贸n por obligar a que los establecimientos p煤blicos dispusieran de servicios para quienes se sent铆an sexualmente neutros. En otros t茅rminos, parece como si la causa a favor de la libertad de orientaci贸n sexual hubiera perdido el control sobre si misma y esto tuviera como resultado una reacci贸n defensiva de sectores amplios de la poblaci贸n, incapaz de entender qu茅 pasaba, con la sensaci贸n de que las izquierdas parec铆an perder el rumbo por una cuesti贸n que afectaba una minor铆a. La consecuencia es que alguien como Donald Trump, caracterizado por tener una actitud abiertamente machista y chabacana acabara derrotando a su rival, gracias en cierta medida a episodios, aparentemente anecd贸ticos, como este.

El caso es que la orientaci贸n sexual, m谩s all谩 de su dimensi贸n 铆ntima y personal, en la pr谩ctica, no aportaba nada, o muy poca cosa, si atendemos a la funci贸n hist贸rica de las izquierdas. Ha contribuido a un cierto narcicismo de la identidad, en el sentido de que el comportamiento sexual, que en la sociedad occidental pertenece a la esfera privada, parece convertirse en un espect谩culo p煤blico que tiende a potenciar el mismo individualismo que encontramos en el ADN del capitalismo neoliberal. De hecho, y teniendo en cuenta que la tolerancia a la diversidad sexual es m谩s grande a medida que vamos m谩s arriba, subimos en la pir谩mide social (entre las capas altas de la sociedad es m谩s habitual la desinhibici贸n personal, mientras que entre las clases trabajadoras encontramos m谩s incomprensi贸n e intolerancia en materia de moral sexual); la paradoja es que el movimiento gay, al menos el m谩s institucional, tiende a apoyar pol铆ticas econ贸micas cercanas al capitalismo neoliberal, mientras que entre los estratos sociales m谩s bajos, hay la sensaci贸n de que la obsesi贸n en defensa del movimiento LGTBI resulta alejada de sus necesidades m谩s inmediatas. En otras palabras, que la bandera de la libertad sexual aleja las izquierdas de sus bases sociales naturales. No quisiera que se malinterpretaran estas afirmaciones: la causa de la libertad sexual es una cuesti贸n de moral p煤blica absolutamente necesaria para cincelar en la sociedad un m谩s que necesario respeto a la diferencia; en cambio, lo que tenemos es una batalla cultural donde se malgastan energ铆as de manera poco razonable.

Xavier Diez
https://blocs.mesvilaweb.cat/xavierdiez/

隆Haz clic para puntuar esta entrada!

(Votos: 0 Promedio: 0)




Fuente: Portaloaca.com