March 15, 2022
De parte de La Haine
689 puntos de vista

Y 88 de otro partido que no la condenan tajantemente y cuando lo ha hecho, tarde, mal y a rastras. Por ello, insisto, no hay grandes diferencias entre el PP y Vox. De ah铆 el pacto. Que Alfonso Fern谩ndez Ma帽ueco (AFM) pacte con Vox sin problemas es comprensible, no hace falta m谩s que seguir su trayectoria pol铆tica.

Unas notas biogr谩ficas sobre AFM. Seg煤n lo define Juan de la Huerga en el Diario de Sevilla, es un sinsorgo, un pan sin sal, lo apodan el Mu帽eco por sus pocas habilidades oratorias y escasa empat铆a, por su poca presencia; de hecho, en estos dos a帽os de pandemia, su vicepresidente y rival de Ciudadanos, Francisco Igea, tuvo mucho m谩s protagonismo, tambi茅n por su condici贸n de m茅dico pero sin obviar su pico de oro en comparaci贸n con el presidente de Castilla y Le贸n. Sus escasas dotes oratorias acaban de ser demostradas en su conferencia de prensa para explicar el pacto del PP con Vox. Es un charro nada churrigueresco, el estilo barroco de la imponente Plaza Mayor de su ciudad, donde fue alcalde durante siete a帽os (2022-2018) en sustituci贸n de Juli谩n Lanzarote, un dirigente con m谩s enjundia.

No obstante, detr谩s de esa fachada sosa asoma un hombre de partido al que le ha ido de f谩bula. Militante de Nuevas Generaciones desde los 18 a帽os, ha sido concejal, presidente de la Diputaci贸n salmantina, consejero de la Junta de Castilla y Le贸n, alcalde y desde 2019 jefe del Ejecutivo de su comunidad a pesar de que su antecesor, el burgal茅s Juan Vicente Herrera (18 a帽os al mando de la regi贸n), impulsor de su despegue pol铆tico al nombrarlo segundo del PP regional en 2002, apost贸 por Antonio Silv谩n, a quien arroll贸 en las primarias. Gan贸 Ma帽ueco, triunf贸 el candidato de G茅nova propuesto por Fernando Mart铆nez-Ma铆llo.

Salvo un par de a帽os como pasante de abogac铆a, no se le conoce otra profesi贸n que la de pol铆tico. Lo cual no debe ser causa de cr铆tica. Y otro dato importante su padre fue Marcelo Fern谩ndez Nieto, magistrado, fraile dominico y abogado falangista, que desarroll贸 una notable trayectoria impulsada por el r茅gimen franquista: fue nombrado alcalde de Salamanca entre 1969 y 1971, adem谩s de procurador en Cortes (1967-1977) y gobernador civil de la provincia de Zamora. Es decir, franquista hasta le m茅dula.
Evidentemente los hijos no son responsables de los actos de sus progenitores. Mas, AFM puso todo tipo de problemas para quitar el medall贸n de Franco, de la Plaza Mayor de Salamanca mientras era alcalde, lo que supon铆a un incumplimiento de la Ley de Memoria Hist贸rica de 2007, aprobada por el gobierno Jos茅 Luis Rodr铆guez Zapatero. Lo cual significa que no le planteaba problema 茅tico alguno que la imagen de un dictador, causante de tanta muerte en su ciudad, siguiera manteniendo un lugar tan destacado.

Franco fue el causante de mucha represi贸n en su ciudad, empezando por el alcalde republicano Casto Prieto Carrasco, m茅dico y catedr谩tico de universidad, y Jos茅 Andr茅s y Manso, l铆der socialista, asesinados por los sublevados a finales de julio de 1936 en una cuneta del kil贸metro 35 de la carretera Salamanca-Valladolid, en el monte La Orbada. El 19 de julio de 1936, un d铆a despu茅s del golpe militar cuyo fracaso dio inicio a la Guerra Civil, tuvo lugar en Salamanca un acontecimiento que supuso la primera manifestaci贸n de violencia de las fuerzas sublevadas contra la poblaci贸n civil en la pen铆nsula. Se trata del conocido popularmente como Tiro de la Plaza, un incidente ocurrido en la Plaza Mayor, -donde durante 80 a帽os estuvo el medall贸n de Franco-, en el que un destacamento de militares abri贸 fuego contra un grupo de personas que se encontraban en el 谩gora, como respuesta a otro disparo que hab铆a efectuado otro civil. Como consecuencia de la r谩faga de metralla murieron en el acto cinco salmantinos, entre ellos una ni帽a de 14 a帽os, Celestina Sierra Polo, mientras que en los d铆as siguientes fallecieron en los hospitales por las heridas otros seis civiles m谩s. 

Merece la pena detenernos en las grandes dificultades planteadas por los populares, y en concreto AFM, para quitar las im谩genes de Franco, tanto el medall贸n de la Plaza Mayor como el retrato del mural del Ayuntamiento.

Como alcalde AFM us贸 durante a帽os la t谩ctica de demorar la decisi贸n sobre el medall贸n pese a la ley y las peticiones de grupos pol铆ticos y colectivos. S贸lo la sentencia judicial que desemboc贸 en la decisi贸n de patrimonio le oblig贸 a asumir la legalidad, no sin oponer una 煤ltima resistencia. La resoluci贸n puso fin a diez a帽os de litigios por el medall贸n, que siempre fue ilegal. Ya se opuso el anterior alcalde, Lanzarote.

La retirada del medall贸n de Franco se produjo a primera hora de la ma帽ana del 9 de junio de 2017. Desde las cinco de la ma帽ana, operarios de la empresa encargada montaron el andamio y la plataforma sobre la que trabajaron para extraer la efigie de piedra. A las tres de la tarde un cami贸n sacaba el medall贸n, envuelto y embalado, camino del almac茅n de un museo. Supon铆a el final de una historia de 80 a帽os de pol茅mica, recrudecida en la 煤ltima d茅cada con las negativas del PP a retirarlo a pesar de la Ley de Memoria Hist贸rica.

En cuanto al retrato de Franco en el mural del Ayuntamiento, m谩s de lo mismo. Tuvo que ser una sentencia judicial, tras recibir el visto bueno de la familia del autor de la obra, Ram贸n Melero, y el apoyo de los dem谩s grupos pol铆ticos de la Corporaci贸n Municipal. Esta decisi贸n puso fin a un largo proceso que estaba decidido desde hace casi dos a帽os, con una sentencia de noviembre de 2017 y que se demor贸 por recursos. Finalmente en octubre de 2019 se tap贸, repintando encima, el retrato de Franco.

Realmente las reticencias de los populares para eliminar la presencia de Franco han sido extraordinarias. Han tenido que cumplir la ley obligados por sentencias judiciales. Tampoco es una novedad este comportamiento de los populares, lo m谩s llamativo es que en Salamanca esas reticencias han destacado por su intensidad. No quiero llegar a pensar que en el caso de AFM se deba a sus or铆genes familiares. Quiz谩 sea por el extraordinario protagonismo del franquismo en la ciudad de Salamanca desde el inicio de la guerra civil, el cual dej贸 una profunda huella, muy complicado de borrarla. 

La ciudad fue cuartel general de los golpistas. El obispo Pl谩 y Deniel no dud贸 en ceder su palacio a Franco para que se sirviese de 茅l como sede durante la Guerra Civil, hasta que se traslad贸 a Burgos en 1937. Se har铆a construir en el jard铆n un b煤nker por ingenieros alemanes; el obispo, por su parte, se traslad贸 al vecino seminario diocesano de San Carlos. El 30 de septiembre de 1936 escribi贸 su famosa carta pastoral Las Dos Ciudades, donde justificaba la sublevaci贸n, y que constituy贸 la fundamentaci贸n teol贸gica de lo que denomin贸 Cruzada. Aqu铆 ya est谩 configurado el nacionalcatolicismo. 

Pero pasa m谩s desapercibido justamente el hecho que antecede este simb贸lico traspaso que se produjo el 1 de octubre de 1936, seg煤n cuenta Francisco G贸mez en El Norte de Castilla de 18 de septiembre de 2016. Fue unos d铆as antes, en un rinc贸n de la provincia, a pocos kil贸metros de la ciudad, donde se produjo el nombramiento como General铆simo de Francisco Franco. Un rinc贸n hoy v铆ctima del abandono, del olvido e incluso de la segregaci贸n patrimonial por parte del propio Estado. Una historia curiosa que merece una reflexi贸n. 

El decreto n煤mero 138 de la Junta de Defensa Nacional firmado el 29 de septiembre de 1936 y publicado el 1 de octubre en la zona dominada por los militares sublevados nombraba a Francisco Franco jefe del Gobierno del Estado Espa帽ol. Franco a partir de ese momento lo era todo, jefe del Gobierno, del Estado, cabeza del ej茅rcito de tierra, mar y aire y como tal mando supremo de las operaciones militares contra el Gobierno leg铆timo que acabar铆a derrocando por la fuerza. Y si hay un punto de partida de lo que ser铆a la dictadura personalista que dur贸 hasta cuarenta a帽os despu茅s, puede fijarse precisamente en una fecha y en un lugar de la provincia de Salamanca. Fue el 21 de septiembre de 1936 en Matilla de los Ca帽os.
All铆 se produjo la reuni贸n definitiva de los generales y coroneles golpistas que a fin de unificar el mando en busca de una mayor eficacia en la guerra y en ausencia del en inicio l铆der indiscutible del levantamiento, el general Sanjurjo (ya fallecido en accidente de aviaci贸n), eligieron a Franco como jefe supremo. 

Fue en un barrac贸n perfectamente camuflado en medio de un campo de encinas que la aviaci贸n alemana enviada por Hitler en apoyo a los golpistas hab铆a convertido en pista de despegue, el conocido como aer贸dromo de San Fernando. Un lugar profundamente desconocido y completamente ignorado hoy, de ese momento crucial para el tr谩gico devenir de la historia de Espa帽a. Olvidadas fueron tambi茅n esas tierras del aer贸dromo cuando, tras constatar las dificultades t茅cnicas que supon铆a para la aviaci贸n, los militares decidieron trasladar poco despu茅s su base hacia el reci茅n creado Matac谩n. 

Hasta el final de la guerra, el aer贸dromo de San Fernando ya ser铆a usado en muy contadas ocasiones y, despu茅s del triunfo franquista, finalmente revertido el uso de la finca a su propietario, Antonio P茅rez Tabernero. S贸lo en 1946 volver铆an a recordarse los hechos, cuando la Diputaci贸n de Salamanca decidi贸 erigir un monolito y una capilla en homenaje a Franco. As铆 lo recoge en una profunda investigaci贸n, publicada en el Bolet铆n del Museo de Aeron谩utica y Astron谩utica, la historiadora Pilar Alguacil Rat贸n, que se帽ala que la Diputaci贸n decidi贸 dedicar la capilla a Santiago Peregrino 芦por expreso deseo de Franco禄 realizada por el arquitecto Eduardo Lozano Lardet. La capilla se acab贸 en 1949 pero no fue inaugurada hasta siete a帽os despu茅s, concretamente hasta que en septiembre de 1956 el propio Franco regres贸 al antiguo aer贸dromo de San Fernando para conmemorar sus 20 a帽os como jefe de Estado, y que fue recogida la noticia en el NO-DO (08-10-1056)

驴Y qu茅 hab铆a pasado con el famoso barrac贸n? Pues seg煤n Pilar Alguacil aquella construcci贸n desprotegida y ef铆mera en la que se acord贸 el nombramiento del General铆simo fue directamente recreada para la visita de Franco ante las c谩maras del No-Do, creando un nuevo falso hist贸rico a los que tan aficionado era el r茅gimen. 鈥淟a caseta original desapareci贸 en alg煤n momento entre 1936 y 1946鈥, se帽ala la historiadora bas谩ndose en el an谩lisis de las fotograf铆as a茅reas disponibles en los archivos del Ej茅rcito del Aire, concluyendo que la caseta que tan embargado por la emoci贸n y los recuerdos visit贸 Franco en Matilla en 1956 芦fue construida expresamente para la ceremonia禄. 

En todo caso, esta falsa caseta todav铆a existe y de hecho est谩 bajo custodia del Ej茅rcito. Fue trasladada desde Salamanca a Madrid en el a帽o 1981 para formar parte del Museo del Aire, actual Museo de Aeron谩utica y Astron谩utica. 

Franco mientras tuvo su gobierno en Salamanca, durante siete meses, de vez en cuando frecuentaba la cafeter铆a Novelty en la Plaza Mayor junto con sus asesores, escritores y periodistas. Es justamente en este momento cuando se fund贸 Radio Nacional Espa帽a. Y es que una mesa del Novelty, en el a帽o 1937, se fund贸 la emisora nacional por antonomasia. Y en este caso lo de nacional tiene doble sentido, ya que se fund贸 en plena Guerra Civil Espa帽ola y unos de los implicados en el hecho fue Jos茅 Mill谩n-Astray. Como dec铆a, ese nacional en el nombre no fue casual.

Los fundadores de RNE, propiamente dichos, fueron Pedro La铆n Entralgo, Dionisio Ridruejo y Agust铆n de Fox谩. El objetivo era, como es l贸gico, utilizar aquel canal c贸mo m茅todo de propaganda para dar a conocer la visi贸n de Espa帽a por la que a煤n estaban combatiendo.

Era el 19 de enero de 1937 y la Oficina de Prensa y Propaganda, sita en el Palacio de Anaya, tambi茅n en Salamanca, sirvi贸 de sede durante los primeros tiempos. No se conserva la grabaci贸n de la primera emisi贸n, pero aquella fr铆a y nevada noche del 19 de enero la voz de Fernando Fern谩ndez de C贸rdoba comenz贸 con 鈥隆Atenci贸n! 隆Habla Espa帽a!鈥. El programa, el primer programa de esta radio, se titul贸 precisamente as铆 鈥Habla Espa帽a鈥. Aquellas palabras salieron a las ondas gracias a un aparato Telefunken que Hitler hab铆a utilizado en los Juegos Ol铆mpicos de Berl铆n de 1936 y que su ministro de propaganda, el famoso Goebbels, hab铆a regalado al bando franquista.

Nueva Tribuna




Fuente: Lahaine.org