February 1, 2021
De parte de Indymedia Argentina
1,658 puntos de vista

Por m谩s de cinco a帽os, desde su desaparici贸n el 31 de enero de 2009, familiares, amigxs y organizaciones del campo popular exigimos la aparici贸n con vida de Luciano Arruga.

Ten铆amos desde el primer momento la certeza de que la polic铆a era responsable, no hab铆a dudas. Meses antes de su desaparici贸n, Luciano hab铆a sido detenido ilegalmente y torturado en el destacamento de Lomas del Mirador. Una pr谩ctica habitual que se descarga sobre la juventud en las barriadas, muchas veces para forzar su reclutamiento para robar para la polic铆a, a la que este emblem谩tico caso vino a dar mayor visibilidad. Por supuesto, esos a帽os pasaron sin que desde la justicia y el resto del estado se dieran respuestas, era s贸lo un pibe pobre desaparecido.

El 17 de agosto de 2014, la familia de Luciano anunci贸 que su cuerpo hab铆a sido hallado en el cementerio de la Chacarita, enterrado como v铆ctima no identificada, arrollada por un auto en la avenida General Paz el mismo d铆a de su desaparici贸n. Como NN, Luciano hab铆a sido llevado al Hospital Santojanni por el SAME; luego fue trasladado a la Morgue Judicial para la autopsia ordenada por un juzgado nacional, que finalmente dispuso su inhumaci贸n en el cementerio de la Chacarita. El mismo hospital en el que estuvieron, en enero de 2009, su madre y hermana, M贸nica Alegre y Vanesa Orieta, preguntando si hab铆a alguien de la descripci贸n de Luciano, la misma morgue que recibi贸 un oficio judicial de la fiscal铆a de San Justo preguntando lo mismo poco despu茅s. Es impensable que fuese una simple sucesi贸n de errores o torpezas que en todos esos lugares en los que tuvieron a Luciano no lo identificaran y respondieran negativamente cada requerimiento.

Dato central al que debemos volver es que la desaparici贸n y muerte de Luciano no es un caso aislado, sino consecuencia de la sistematicidad con la que polic铆a hostiga, detiene arbitrariamente, tortura y mata a lxs pibxs en las barriadas pobres, a la que la lucha popular por Luciano visibiliz贸 como pocas veces antes.

Luciano forma parte de una lista de 203 personas desaparecidas en democracia, entre los que tambi茅n se encuentran casos tan emblem谩ticos como los de Adolfo Garrido y Ra煤l Garrido (1990), Andr茅s N煤帽ez (1990), Miguel Bru (1993), Iv谩n Torres (2003), Jorge Julio L贸pez (2006), Daniel Solano (2011), Facundo Rivera Alegre (2012), o los m谩s recientes de Santiago Maldonado (2017), Luis Espinoza y Facundo Astudillo Castro (2020). En algunos casos sus cuerpos fueron encontrados semanas, meses o a帽os despu茅s, en otros permanecen desaparecidxs, todos con el denominador com煤n de la intervenci贸n decisiva de alguna fuerza de seguridad.

En nuestro pa铆s, la lucha por los DDHH contra el terrorismo de estado de la dictadura c铆vico-militar-eclesi谩stica ha sido un ejemplo para el mundo. Esto sin lugar a dudas ha contribuido a que el repudio generalizado contra los cr铆menes cometidos por el estado tenga un consenso muy fuerte. Las banderas del 鈥淣unca M谩s鈥 y el 鈥淛uicio y Castigo鈥 se han arraigado en la mayor铆a de nuestro pueblo.

Pero esas 203 desapariciones, parte de la lista de 7.587 personas asesinadas a manos del estado desde 1983 que contiene la 煤ltima actualizaci贸n de nuestro Archivo, nos dicen que la represi贸n a manos de las fuerzas policiales y de 鈥渟eguridad鈥 es pol铆tica de estado.

Es la vigencia de las facultades de las fuerzas para detener, controlar y amedrentar la que garantiza el poder sobre los sectores m谩s vulnerables, como lxs j贸venes y lxs pobres. Es la garant铆a de impunidad que otorgan jueces y fiscales los que sostienen el permiso de matar con el gatillo f谩cil, de torturar, de asesinar en las c谩rceles y comisar铆as. Es el estado que, en el mejor de los casos, habla de casos aislados de 鈥減olic铆as malos y corruptos鈥 pero que garantiza sus aumentos de sueldo y les lava la cara ante la sociedad otorg谩ndoles funciones 鈥渟ociales y asistenciales鈥.

La lucha para conseguir una sociedad m谩s justa y sin represi贸n no exige que hoy sigamos peleando. Para que no hayan m谩s Lucianos, ni Julios, ni Santiagos, ni Facundos.

Desde nuestro humilde lugar seguimos exigiendo que el estado atienda una Agenda Antirrepresiva de manera urgente. Y seguimos exigiendo justicia en las calles por Luciano y por todxs lxs pibes asesinadxs por la polic铆a.

BASTA DE GATILLO F脕CIL

FUERA LA POLIC脥A DE NUESTROS BARRIOS

BASTA DE REPRESI脫N, TORTURAS, ASESINATOS Y DESAPARICIONES


Fuente: http://www.correpi.org/2021/yo-sabia-que-a-luciano-lo-mato-la-policia/




Fuente: Argentina.indymedia.org