February 23, 2021
De parte de Rojo Y Negro
282 puntos de vista


La organización anarcosindicalista califica dicha campaña como un ataque brutal a los trabajadores y a sus derechos, y le recuerda al Presidente del Gobierno de Aragón que la Ley obliga a quién realiza una acusación a aportar los medios de prueba que la sustentan. Como se señala en el escrito CGT ARAGON Y LA RIOJA también podía pensar que el Presidente del Gobierno de Aragón es un imbécil, pero como no dispone de elementos probatorios para realizar dicha afirmación, nunca la va a formular en ningún documento público. Por lo que en igual sentido, cabe esperar que la Institución que preside el Sr. Lambán no criminalice ni presuponga culpabilidades genéricas a los/as trabajadores/as enfermos/as.

La CGT indica que esta campaña es una deliberada muestra de la pretensión de ignorar la legalidad vigente. En primer lugar, porque la decisión de que una persona se encuentra incapacitada para trabajar, la establece un facultativo del SALUD, que tras el obligado reconocimiento médico, emite el correspondiente parte de baja. De igual forma se procede para la emisión del parte de alta médica. Es decir, que el trabajador siempre es un sujeto pasivo en todo el procedimiento, sin ninguna capacidad de decisión. A lo anterior hay que sumar las tareas de control realizadas por las Mutuas Patronales y el INSS.

Pero es que además es un sarcasmo cruel que se impute “alargar la baja” a los trabajadores, cuando los tiempos de espera en el SALUD para la asistencia especializada, pruebas y diagnóstico son de muchos meses de retraso y más en la situación actual, lo que acarrea mayor sufrimiento psicofísico y angustia, porque se agotan los plazos administrativos de la situación de Incapacidad Temporal, sin haberse producido la recuperación para retornar al trabajo.

Para acabar, señalan que si se quieren buscar bolsas de posible fraude en las bajas laborales, la Inspección Médica del SALUD lo tiene bastante fácil. Solo tiene que investigar el origen de las lesiones osteoarticulares de muchos/as trabajadores/as en situación de IT por contingencias comunes, cuando la etiología de la dolencia es claramente laboral.

La única obligación ética y legal que debe preocupar al Gobierno de Aragón es garantizar una sanidad pública, con medios adecuados para asistir con diligencia a los trabajadores/as enfermos/as y por extensión a toda la ciudadanía. Por lo que CGT reclama del Presidente Sr. Lambán que se proceda a la retirada inmediata del cartel de todos los centros sanitarios públicos y de cualquier dependencia del Gobierno de Aragón.

Fdo. Cesar Yagües Cebrián

Secretario General de la Confederación General del Trabajo de Aragón – La Rioja




Fuente: Rojoynegro.info