September 21, 2021
De parte de Pozol
369 puntos de vista


Viena, 21 de septiembre 2021.

En la ma帽ana del s谩bado 18 de septiembre, una delegaci贸n zapatista tuvo por primera vez un encuentro p煤blico con una resistencia que, abajo y a la izquierda, se enfrenta al mal gobierno en esta Tierras Insumisas. Ocurri贸 en un campamento en Lobau, en las afueras de Viena, con una impresionante infraestructura -con cocina, comedores, puntos de informaci贸n y una treintena de tiendas de campa帽a- montada para proteger un ecosistema 煤nico en lo que es uno de los grandes centros de la hidra capitalista que, en su af谩n de crecimiento desenfrenado e infinito, se traga monta帽as, llanuras, r铆os y pantanos para sustituirlos por metr贸polis, desiertos de cemento, agroindustrias, minas y un sinf铆n de megaproyectos que siembran la muerte donde antes hab铆a vida.

Alrededor de 60 zapatistas, hombres y mujeres, se reunieron con j贸venes y ecologistas que, con el amplio apoyo de la poblaci贸n local, resisten desde agosto a los planes del gobierno austriaco de construir una autopista en medio de la mayor reserva natural cercana a la capital, un 谩rea protegida desde 1978 y parte del Parque Nacional Danubio-Auen desde 1996.

En un primer intercambio, los participantes en el campamento cuentan a los zapatistas la historia del lugar, el megaproyecto y por qu茅 defienden este paisaje 煤nico que permanece ecol贸gicamente intacto no s贸lo en la ciudad, sino en toda Europa Central. La zona alberga 800 especies de plantas, as铆 como 100 especies de aves reproductoras, m谩s de medio centenar de especies de mam铆feros, reptiles y anfibios y 67 especies de peces.

Entre discursos y preguntas, se discuten las estrategias de resistencia para defender el territorio: se habla de pacifismo, desobediencia civil, ocupaci贸n y violencia. Los activistas locales explican que todo el movimiento en Lobau es pac铆fico, y que 茅sta es una condici贸n fundamental para mantener el amplio apoyo del vecindario. Aunque la mayor铆a de los j贸venes pernoctan en el campamento, los vecinos han colaborado y ayudado, por ejemplo dejando que los j贸venes acampados se ba帽en en sus casas.

Incluso se lleg贸 a un acuerdo con la polic铆a para que, si la protesta no es violenta, avisen a los ocupantes con un d铆a de antelaci贸n en caso de orden de desalojo.

Si esto resulta extra帽o para quienes vienen de una geograf铆a del sur de Europa y conviven a diario con im谩genes de polic铆as reprimiendo y golpeando violentamente a la poblaci贸n indefensa, no podemos imaginar lo extra帽o que ser谩 para quienes vienen de M茅xico, donde la violencia est谩 a la orden del d铆a y la polic铆a es una fuerza m谩s de represi贸n y violencia gratuita.

芦驴Y si no vas?禄, preguntan los zapatistas.

Les explican que, ante una orden de desahucio, si no acceden a marcharse por su cuenta, lse detienen durante 24 horas y les vuelven a dejar en libertad, sin cargos. Es decir, que 芦no pasa nada y volvemos a acampar禄.

芦Es como si yo te dijera 鈥榯e voy a romper la madre鈥, y contestas 芦no, no lo hagas禄, y entonces ya no lo hago禄, coment贸 Sub Mois茅s, sorprendido, pregunt谩ndoles despu茅s si este tipo de acciones realmente tienen resultados. Lo cierto es que, desde que se iniciaron las ocupaciones en Lobau, las obras de construcci贸n de la autopista y sus v铆as de acceso se han paralizado.

****

Tras una buena hora en la que ambos movimientos se conocieron e intercambiaron ideas e impresiones sobre la resistencia, se les present贸 el resto del campamento. Desde all铆 se dirigen a un segundo lugar ocupado, a unos 15 minutos a pie: la obra donde est谩 toda la maquinaria. All铆, los zapatistas y los dem谩s presentes se dividieron en dos grupos y se les mostraron los dos campamentos, m谩s peque帽os que el principal, que se hab铆an instalado en el lugar.

Fue en uno de estos campamentos donde se reunieron todos frente a una torre construida por los manifestantes para grabar un video en apoyo a la resistencia en Lobau.

Hasta que, de repente empez贸 a llover a c谩ntaros y las decenas de personas tuvieron que refugiarse bajo una larga lona, lo que no impidi贸 que la mayor铆a de los presentes se empaparan.

En ese momento, la mayor铆a de los compa帽eros zapatistas decidieron regresar a sus alojamientos. Un grupo de mujeres zapatistas alojadas en el Frauenzentrum (Centro de Mujeres) decidieron quedarse en Lobau mientras esperaban la comida a la que hab铆an sido invitadas.

Durante este tiempo de espera hubo otro momento de discusi贸n e intercambio, esta vez m谩s informal, en el que los compa帽eros compartieron la historia del movimiento zapatista desde 1986, la preparaci贸n del levantamiento de 1994 y el papel de los promotores de la salud y la educaci贸n, haciendo especial hincapi茅 en la participaci贸n de las mujeres en todo el proceso. Tambi茅n se abord贸 el consumo de alcohol en las comunidades, que es un problema en el movimiento zapatista.

Un compa帽ero presente nos dijo que 芦los zapatistas vienen a dar esperanza, nos inspiran con todo lo que ya han logrado construir en Chiapas. Son una aut茅ntica biblioteca ambulante禄. A modo de conclusi贸n, los zapatistas subrayaron que actualmente son un movimiento pac铆fico y que se resisten a tomar las armas a pesar de las provocaciones.

La zona de Lobau, en el Parque Nacional del Danubio-Auen, es lo que queda de un enorme ecosistema de humedales que se extend铆a a lo largo de las orillas del Danubio, destruido en el proceso de movimiento de tierras para la expansi贸n e industrializaci贸n de la capital austriaca a finales del siglo XIX. Fue entonces en este lugar tan especial donde comenzaron los encuentros entre los zapatistas y los movimientos y resistencias de la Europa Insumisa, objetivo principal de este primer cap铆tulo del Viaje por la Vida. Fue tambi茅n en este Parque Nacional donde, en 1984, tuvo lugar uno de los mayores procesos de resistencia de la historia reciente de Austria.

El proyecto de construir una central hidroel茅ctrica en el extremo oriental del parque provoc贸 una oleada de protestas que culmin贸, en diciembre de ese a帽o, con la ocupaci贸n del lugar que las m谩quinas se dispon铆an a destruir. El 8 de diciembre, 8.000 personas se manifestaron en el lugar y algunos cientos iniciaron una ocupaci贸n permanente del espacio, obligando a suspender las obras. El 19 de diciembre, un contingente de 800 polic铆as inici贸 una violenta intervenci贸n para expulsar a los aproximadamente 3.000 manifestantes que permanec铆an en el lugar. Los enfrentamientos se saldaron con decenas de heridos y provocaron una ola de indignaci贸n en Viena, donde 40.000 personas se manifestaron esa misma noche. Por temor a una revuelta, el gobierno anunci贸 un par de d铆as despu茅s la suspensi贸n de las obras, y a principios de enero el Tribunal Supremo anunci贸 la prohibici贸n de cualquier trabajo en la zona. La ocupaci贸n finaliz贸 y meses despu茅s el proyecto se abandon贸 definitivamente.

Esta lucha hist贸rica se recuerda como uno de los momentos m谩s importantes del proceso democr谩tico de Austria, y la primera vez que la desobediencia civil fue ampliamente aceptada como estrategia para hacer valer la voluntad del pueblo frente a las intenciones del mal gobierno. Desde ese a帽o, pr谩cticamente todos los megaproyectos de Austria se han enfrentado a alg煤n tipo de movimiento popular. En 1996 la construcci贸n de una central hidroel茅ctrica en Lambach se retras贸 por una ocupaci贸n, y en 2003 un proyecto similar para la zona de Lobau tambi茅n se detuvo tras una ocupaci贸n simb贸lica del lugar.

Instagram: Fridays For Future Vienna  XRWien  Lobau Bleibt  Lobauesetzen  Rettet Die Lobau

Nota e im谩genes de Medios Libres en Viena, publicado originalmente en portugu茅s en guilhotina.info/

Fuente del video: @_lukasdbeck

#LaGiraZapatistaVa #Traves铆aPorLaVida #EZLN #FAZ #LaExtempor谩nea #NuestraLuchaEsPorLaVida #EuropaZapatista #SlumilKajxemkop #EZLNenViena #EZLNinWien #LobauBleibt




Fuente: Pozol.org