April 19, 2021
De parte de Contrainformacion Anarquista
315 puntos de vista


Extra铆do y traducido de actforfreedomnow

Este texto trata de asimilar los acontecimientos que rodean el caso de represi贸n en Z煤rich, en el que un antiguo compa帽ero anarquista dirigi贸 la sospecha hacia otras personas de su entorno para exculparse a s铆 mismo. Trata de la represi贸n, la traici贸n y otros abismos.

驴De qu茅 se trata?

En enero de 2019, un antiguo compa帽ero fue detenido en Z煤rich. Fue acusado de ataques incendiarios contra veh铆culos del ej茅rcito en Hinwil en 2015 y contra la estaci贸n de radio de emergencia Waidberg de la polic铆a de la ciudad de Z煤rich en 2016. Antes de su detenci贸n, el excompa帽ero estuvo bajo vigilancia durante meses.

En la c谩rcel, el detenido present贸 una declaraci贸n escrita a la fiscal铆a sin consultar a su c铆rculo de apoyo durante el 煤ltimo interrogatorio, es decir, antes de que la investigaci贸n hubiera concluido. En esta declaraci贸n, neg贸 tener nada que ver con los incendios provocados de los que se le acusaba y dirigi贸 las sospechas hacia sus amigos y conocidos.

Posteriormente, en septiembre de 2019, el entonces grupo de solidaridad que se hab铆a formado en torno al detenido, anunci贸 en una carta su desolidarizaci贸n. Primero, porque en el testimonio escrito se hicieron declaraciones que podr铆an ser utilizadas espec铆ficamente contra otra persona (y el detenido parece ser consciente de ello). Segundo, porque en la declaraci贸n el preso dirig铆a expl铆citamente las sospechas a su c铆rculo de amigos o conocidos.

Tras casi un a帽o en prisi贸n preventiva, el excompa帽ero fue condenado a 42 meses de prisi贸n a mediados de diciembre de 2019.

驴Qu茅 pretende este texto?

Este texto es un a帽adido a la carta 芦Zur Einlassung des Gefangenen von Z眉rich禄  publicada por el excompa帽ero en septiembre de 2019. Las reflexiones aqu铆, sin embargo, no provienen del entonces grupo soliario. M谩s bien, surgieron en discusiones colectivas de un contexto anarquista ampliado. Surgieron en discusiones entre personas, algunas m谩s y otras menos cercanas al preso y al grupo de solidaridad, que quer铆an tratar las acciones del preso y asumir colectivamente el incidente.

En este texto, hacemos p煤blica m谩s informaci贸n sobre el caso de la que se ha hecho p煤blica hasta ahora. Porque creemos que esto es necesario e importante para que otros puedan tambi茅n tratar los temas involucrados. Ya sea en este caso concreto, o para aprender de 茅l para el futuro. Por lo tanto, este texto debe entenderse tambi茅n como una sugerencia para ir m谩s all谩 y tratar los temas de la represi贸n, la prisi贸n y la traici贸n.

En 茅l, citaremos partes de la declaraci贸n que el preso present贸 a la fiscal铆a. Sin embargo, no nos interesa especular sobre si sus declaraciones son ciertas o no. Eso simplemente no es importante. Nos interesa el hecho de que haya hecho estas declaraciones de esta manera. Nos interesa que el contexto de estas declaraciones sea lo m谩s claro posible: Que fueron bien pensadas, y que el prisionero incrimin贸 a prop贸sito a otras personas para salvar su propio cuello. Que no fueron una mera media frase tras varias horas de interrogatorio, sino un movimiento planificado y estrat茅gico.

驴Qu茅 dice la declaraci贸n?

En relaci贸n con el incendio de veh铆culos del ej茅rcito en una instalaci贸n militar en Hinwil, el antiguo compa帽ero afirma en su declaraci贸n escrita haber estado en dicho lugar el d铆a anterior al incendio, haber mirado el lugar y haber tocado la valla en el proceso, para despu茅s 芦poner carteles o escritos en estos veh铆culos para expresar tambi茅n cr铆ticas a la instituci贸n del ej茅rcito禄. Por lo tanto, dice, su ADN deber铆a estar en esa valla.

Adem谩s, escribe: 芦Recuerdo que esa misma noche qued茅 con unos amigos en un bar de Z煤rich, creo que fue en el bar Gotthard, en la calle Langstrasse. Hab铆a gente all铆, algunos de los cuales conoc铆a mejor, otros menos. Tambi茅n en este grupo, la conversaci贸n gir贸 en torno a las maniobras del ej茅rcito que estaban teniendo lugar (鈥). Recuerdo que esa noche habl茅 con una persona que me dijo que le parec铆a oportuno hacer algo m谩s concreto en este contexto. Por lo tanto, mencion茅 que estaba en Hinwil esa noche y pens茅 que tal vez se podr铆an poner carteles o escritos en los veh铆culos del ej茅rcito aparcados all铆. La persona conoc铆a evidentemente el lugar y le expliqu茅 en qu茅 momento hab铆a mirado la valla. (鈥) La otra persona se interes贸 por ello, pero s贸lo hablamos del tema.

Finalmente, me fui a casa m谩s tarde, sin que hubi茅ramos acordado o planeado nada m谩s concreto. Cuando unos d铆as despu茅s le铆 en el peri贸dico que, al parecer, hab铆an ardido veh铆culos del ej茅rcito en esa base log铆stica, me sorprendi贸 mucho. Por supuesto, me pregunt茅 si tendr铆a algo que ver con la conversaci贸n que mantuve aquella tarde. Pero ciertamente nunca se habl贸 de un incendio provocado esa noche禄.

En cuanto al segundo incendio provocado en una torre de radio de la polic铆a en Z煤rich, del que se le acus贸, el detenido hizo un relato a煤n m谩s detallado, en el que volvi贸 a afirmar que 茅l no hab铆a participado ni en la decisi贸n ni en la ejecuci贸n de este incendio, pero que s铆 lo hab铆an hecho otras personas que conoc铆a y con las que hab铆a estado en contacto. Afirma: 芦En este punto, tambi茅n me gustar铆a explicar que he ocultado mi declaraci贸n hasta ahora porque ser谩 obvio que tuve contacto con personas que pueden haber estado involucradas en la ejecuci贸n de este incendio provocado. Dado que no estoy dispuesto a hacer declaraciones sobre otras personas bajo ninguna circunstancia, tendr铆a que temer que intenten presionarme con medidas como el aislamiento. Como de todos modos esperaba una detenci贸n preventiva m谩s larga, dada la gravedad de los cargos, pens茅 que ser铆a mejor negarme a declarar por el momento y esperar a los interrogatorios posteriores.禄

A continuaci贸n, siguen largos comentarios sobre 芦esa noche禄. Sus comentarios mencionan a dos personas que dice haber encontrado cerca de esta torre de radio. 芦En un momento determinado, creo que ya hab铆a amanecido, as铆 que tal vez entre las 9 y las 10 de la noche, vi a dos personas conocidas que sub铆an por el peque帽o camino hacia el mirador con bicicletas y mochilas. Les llam茅, vinieron hacia m铆 y hablamos un poco m谩s. (鈥) Les pregunt茅 qu茅 pretend铆an, y me dijeron algo sobre un festival en el bosque. Cuando se despidieron de nuevo despu茅s de una media hora, les pregunt茅 si pod铆a acompa帽arles, ya que no ten铆a nada planeado para esta noche. Me contestaron de forma un poco evasiva y me dijeron que simplemente ten铆an otra cosa que hacer. No pregunt茅 m谩s y nos despedimos.

Al cabo de unos minutos volvieron y me preguntaron si quer铆a ayudar en algo. B谩sicamente respond铆 afirmativamente y me explicaron que ten铆an que llevar una escalera por el bosque, que era bastante pesada, y que con tres personas ser铆a sin duda m谩s f谩cil que con dos. (鈥) Cuando les pregunt茅 por qu茅 necesitaban esa escalera, me dijeron que era por esta fiesta. (鈥) Como una de las personas llevaba una gran mochila y una bolsa de transporte, les quit茅 la bicicleta casi todo el camino y fui a su lado a ritmo de paseo. Esta debi贸 ser la bicicleta de monta帽a que se encontr贸禄.

El relato, muy detallado, contin煤a: 芦Entonces vi que hab铆a dos cizallas en la 煤nica bolsa que hab铆a en el suelo. Los saqu茅 y pregunt茅 qu茅 iban a hacer con ellos. Cuando se mostraron algo evasivos y dijeron que nada y que los guardara de nuevo, supe que tramaban algo pero no quer铆an dec铆rmelo. Les pregunt茅 al respecto y finalmente me dijeron que quer铆an ver de cerca la torre de radio y que necesitaban la escalera para saltar la valla. Simplemente se llevaron los cortadores laterales. (鈥) Por supuesto, yo sab铆a que no ser铆a legal trepar por all铆, y entonces tambi茅n dije que no estaba realmente de acuerdo en que utilizaran esa escalera, en la que ahora estaban mis huellas dactilares, para algo ilegal. Entonces dijeron que limpiar铆an la escalera con agua de jab贸n (lej铆a) y me mostraron que incluso llevaban trajes de protecci贸n (鈥) De todas formas, finalmente pens茅 que al menos querr铆a estar all铆 cuando limpiaran esta escalera. Entonces, yo y otra persona nos pusimos uno de esos trajes de protecci贸n, de los que obviamente llevaban varios. (鈥) Recuerdo que la otra persona sac贸 una vez algo con una bolsa de mano. No me explico c贸mo es posible que aparentemente se hayan encontrado microtrazas de gasolina en los guantes de l谩tex, ya que nunca vi ni ol铆 gasolina en aquel momento, ni nadie mencion贸 nada parecido. Sin embargo, cuando lo miro en retrospectiva, tal vez podr铆a ser que en ese momento la otra persona que estaba en esa bolsa estuviera manipulando algo con una botella de gasolina. (鈥) Mientras segu铆amos caminando de vuelta, o铆mos m煤sica a todo volumen procedente del bosque, parec铆a un gran equipo de m煤sica. Evidentemente ten铆a que ser el festival del que hablaban. Quer铆an ir all铆 de inmediato y me preguntaron si yo tambi茅n ir铆a. Pero les dije que me iba a casa, y como broma les dije que no hicieran un esc谩ndalo禄.

El preso deja a煤n m谩s claras sus acusaciones con las siguientes l铆neas 芦Luego, por supuesto, unos d铆as m谩s tarde tambi茅n me enter茅 de que se hab铆an realizado estas redadas en casas, en las que aparentemente se buscaba a una persona que era sospechosa de haber provocado un incendio en la torre de radio cerca del Waidberg. Me sorprendi贸 cuando me enter茅 de ello. Por un lado, porque ten铆a claro que esto deb铆a tener algo que ver con aquella noche, pero no me lo hubiera esperado de ninguna manera, pero sobre todo porque se reaccion贸 con tanta rapidez y violencia. Al parecer, en St. Gallen asaltaron una casa con armas desenfundadas. Me preocup茅 por la persona a la que se buscaba all铆, pero tambi茅n pens茅 en el hecho de que yo tambi茅n me manejaba por all铆 con estos trajes de protecci贸n, y que tal vez se dejaron cosas con mis huellas, si es que evidentemente algo debi贸 de salir mal all铆.禄

Con sus declaraciones tan detalladas, el detenido ha situado al compa帽ero, que est谩 huido, as铆 como a otra persona en este lugar. Aunque no mencion贸 a ninguna persona directamente por su nombre, dirigi贸 expl铆citamente las sospechas hacia personas concretas con sus descripciones y explicaciones. 脡l, que seg煤n sus propias declaraciones primero afirma no estar dispuesto a dar informaci贸n sobre otras personas, luego sin embargo incrimina muy claramente a dos personas que aparentemente conoce. Adem谩s, en la declaraci贸n relaciona directamente con este caso un asalto a la casa de una persona.

驴Qu茅 ocurri贸 despu茅s de la declaraci贸n?

Cuando el entonces grupo solidario y otras personas se enteraron de esta declaraci贸n escrita, se pusieron en contacto con el detenido, pregunt谩ndole por su motivaci贸n y bienestar. 脡l respondi贸 a estas preguntas diciendo que estaba en buena forma, seguro de lo que hab铆a hecho, y que su declaraci贸n hab铆a sido un movimiento estrat茅gicamente inteligente. Se le pidi贸 que se retractara de sus declaraciones y se le inform贸 de que, dadas las circunstancias, dejar铆a de contar con el apoyo del grupo de solidaridad. Sin embargo, el preso se neg贸 a retractarse en ese momento. No fue hasta meses despu茅s, poco antes del juicio, cuando se retract贸 de sus declaraciones, calific谩ndolas de ficticias.

Pero el da帽o y el abuso de confianza se hab铆an producido de todos modos. Las autoridades judiciales simplemente no funcionan de manera que algo presentado pueda ser retirado de nuevo sin consecuencias. La fiscal铆a intenta utilizar todo lo que puede contra las personas presuntamente sospechosas: si puede no ser utilizable como prueba en el tribunal, al menos se puede se帽alar como circunstancial. Como ya hemos dicho: no queremos especular sobre si estas declaraciones son verdaderas o ficticias. Lo que nos importa es: El detenido ha tratado de salir del asunto dirigiendo las sospechas a su entorno, a sus amigos y compa帽eros, as铆 como se帽alando con el dedo a persona(s) concreta(s). Y esto fue, seg煤n sus propias declaraciones, una decisi贸n estrat茅gica. Esto se demuestra tambi茅n por el hecho de que, en su declaraci贸n, ha adoptado ciertas cosas de los expedientes y tesis de la fiscal铆a 鈥 por ejemplo, en el intento de explicar por qu茅 se encontraron supuestamente rastros de ADN de 茅l en los lugares de estos incendios.

驴C贸mo reaccion贸 el preso?

Despu茅s de que el grupo de solidaridad ya no estuviera dispuesto a seguir apoyando al preso en estas circunstancias e hiciera p煤blica su postura en una breve carta, el antiguo camarada envi贸 una carta abierta a varios lugares y personas aproximadamente medio a帽o despu茅s en la que comentaba la declaraci贸n, la vista judicial y la reacci贸n del ex grupo de solidaridad. El tono b谩sico de la carta era de reproche y acusaci贸n y se dirig铆a principalmente al antiguo grupo de solidaridad. No aporta motivaciones ni explicaciones concretas, ni ofrece una disculpa. M谩s bien, el mensaje b谩sico de la carta es que las reacciones de sus compa帽eros y la falta de solidaridad son mucho peores que lo que le hicieron los polic铆as y el Estado, y peores que su propio error. En ella, el preso no asume la responsabilidad de sus propios actos, sino que los delega en un supuesto poder superior, en 芦algo absurdo禄, 芦como una intriga orquestada del destino禄. Escribe que la declaraci贸n era 芦sin sentido禄, 芦un experimento, casi l煤dico禄. Hacer p煤blico ahora que 芦incrimin贸 impl铆citamente a alguien禄 y llam贸 la atenci贸n a su entorno es una cruel 芦calumnia禄.

驴Cu谩l es nuestra posici贸n?

Hemos decidido publicar este texto y extractos de la declaraci贸n tambi茅n por la carta mencionada. Porque mientras no haya informaci贸n accesible sobre los motivos por los que el antiguo grupo de solidaridad y otras personas han tomado sus decisiones, no habr谩 una base com煤n para hablar de este caso y, en definitiva, para aprender de 茅l. Es probable que el preso sea liberado pronto, tras cumplir dos tercios de su condena. En estos momentos estamos estudiando c贸mo proceder y c贸mo tratar este asunto.

Hasta hoy el preso no se ha disculpado y hasta hoy es evidente que no est谩 dispuesto a asumir la responsabilidad de sus propios actos, de lo que inici贸 con su declaraci贸n. Por lo tanto, ahora queremos explicar lo que sus acciones significan para nosotros: Se trata de una traici贸n. No de traici贸n en el sentido de 芦soltar algo禄, como hemos dicho, no queremos especular sobre lo que ha dicho. Sino en el sentido de una ruptura flagrante de la confianza: una traici贸n a los compa帽eros y a las ideas, a la confianza de su entorno, de su c铆rculo de apoyo.

El 芦experimento l煤dico sin sentido禄 tiene consecuencias: para sus compa帽eros, para sus amigos, para su entorno, para otras personas. La c谩rcel, durante una investigaci贸n criminal en curso, es el lugar equivocado para los experimentos. El hecho de que los polic铆as no hayan tomado esta declaraci贸n como una raz贸n para tomar medidas p煤blicas contra otras personas de su entorno, no significa que no puedan (todav铆a) hacerlo. O, para el caso, que por lo tanto est茅 bien incriminar a otras personas y lanzar sospechas sobre ellas. En otras ocasiones, en otros lugares, esos 芦experimentos禄 tienen efectos desagradables en todo un entorno. Hasta qu茅 punto ser谩 el caso de este 芦experimento禄, no lo sabemos.

Somos conscientes de que el aislamiento, la presi贸n, las dificultades psicol贸gicas y emocionales y la violencia que ejercen los polic铆as o la propia prisi贸n pueden hacer que la vida en la c谩rcel (y fuera de ella) sea imposible para las personas. El hecho de que las personas no puedan soportar esta presi贸n, no puedan resistirla, tambi茅n puede ocurrir, aunque evitarlo ser铆a, por supuesto, lo mejor. No se trata de defender ning煤n mito, dogma o idea del 芦revolucionario puro禄 que nunca se quiebra. Las cuestiones que rodean a la traici贸n, la represi贸n, la prisi贸n son complejas y, en el mejor de los casos, deber铆an discutirse antes de enfrentarse a la situaci贸n. Como hemos dicho, en el mejor de los casos.

Las declaraciones ante la fiscal铆a son problem谩ticas, para empezar, porque no son una buena estrategia jur铆dica. La mayor铆a de los abogados aconsejan hacer declaraciones s贸lo en el juzgado, si es que lo hacen. Porque la fiscal铆a utilizar谩 todo lo que se diga contra usted o contra otros. El objetivo de la fiscal铆a es reunir la mayor cantidad de pruebas posible para acusar a las personas, no decide el veredicto. Negarse a declarar sigue siendo la mejor defensa personal para protegerse a uno mismo y a los dem谩s. No obstante, puede haber situaciones en las que las personas no vean otra opci贸n que revelar cierta informaci贸n. Pero incluso esto podr铆a hacerse sin distanciarse de las ideas, acciones o m茅todos. Y sobre todo: sin implicar a otros en el proceso.

El hecho de que el preso se distancie de los atentados y de los m茅todos en su declaraci贸n ya habr铆a dificultado que se siguiera mostrando una solidaridad 芦revolucionaria禄 con 茅l. O dicho de otro modo: Hubiera sido extra帽o y pol铆ticamente cuestionable referirse positivamente a los atentados en relaci贸n con su caso, cuando 茅l mismo se distancia claramente de ellos.

Pero el problema realmente grande en este caso es el hecho de que el preso arrastra a otras personas a sus construcciones sin su conocimiento y consentimiento, dirige la sospecha hacia ellas para salvar su propio cuello 鈥 y al hacerlo apoya las hip贸tesis de la fiscal铆a. Su declaraci贸n fue escrita, deliberada, preparada. No fue un acto de afectaci贸n, por la desesperaci贸n del momento o porque no pod铆a soportar m谩s la situaci贸n. Adem谩s, habr铆a tenido (a diferencia de muchos otros presos sin grupo de apoyo) las posibilidades y el tiempo para decir algo a su c铆rculo de apoyo, para informarles, para pedir ayuda鈥.. Pero decidi贸 hacer una declaraci贸n que incriminaba a otros sin pedir consejo, por su cuenta y por un sentimiento de superioridad.

E incluso suponiendo que un compa帽ero haga declaraciones que incriminen a otros -por ejemplo, porque la persona se derrumba, ya no puede soportar la presi贸n, se encuentra en una situaci贸n vital dif铆cil, las declaraciones son coaccionadas bajo tortura-, si la persona lo comunica de forma abierta y transparente, se disculpa, intenta asumir la responsabilidad de la acci贸n y las consecuencias de la mejor manera posible, entonces la situaci贸n ser铆a diferente. Incluso entonces, desaparecer铆a una confianza b谩sica, pero se mantendr铆an otros niveles de interacci贸n. Sin embargo, tal y como se ha descrito, este tampoco era el caso del preso, sino todo lo contrario.

Por todas estas razones, llamamos a sus acciones traici贸n. Porque la confianza en el otro, y la confianza en que nuestros compa帽eros no la traicionar谩n, es la base de nuestras acciones, vida y lucha en com煤n.

Desolidarizaci贸n 鈥 驴y ahora?

Las acciones del preso han dado lugar a muchas discusiones largas y dif铆ciles. La decisi贸n de informar a otros compa帽eros y c铆rculos sobre la declaraci贸n no se tom贸 a la ligera, y ciertamente no fue una decisi贸n f谩cil para la gente. Se puede criticar que no se haya hecho p煤blica suficiente informaci贸n, que no se haya escrito antes con m谩s detalle sobre el caso. Esta decisi贸n llev贸 su tiempo. Pero ocultar completamente a otros compa帽eros y al entorno el hecho de que alguien hab铆a hecho declaraciones que pretend铆an incriminar a otros habr铆a sido irresponsable y negligente.

No es f谩cil romper la solidaridad, la amistad o cualquier otro tipo de apoyo a un compa帽ero. Hubo y hay discusiones, dudas, miedo a m谩s represi贸n. La declaraci贸n no s贸lo plantea preguntas a las que probablemente nunca encontraremos respuesta, sino que envenena las relaciones y provoca inseguridades en el entorno m谩s amplio. Deja tras de s铆 incomprensi贸n, dolor y rabia. A d铆a de hoy, hay muchas cosas que no sabemos. Al final, ni siquiera est谩 claro d贸nde termina esta traici贸n. 驴Fue eso todo? 驴Dijo algo m谩s?

La decisi贸n de romper la solidaridad no proviene del dogmatismo. Es una reacci贸n a la ruptura de la confianza, a las heridas, a la traici贸n de ideas, de compa帽eros y de amistades.

Al final, este caso demuestra tambi茅n, por desgracia, que nadie es inmune a traicionarse a s铆 mismo y a los dem谩s. Nos gustar铆a estar seguros y asegurarnos a nosotros mismos y a los dem谩s que nunca cooperar铆amos con la polic铆a, con el Estado. Pero este mismo caso nos ense帽a lo contrario: al final, no podemos saberlo. Precisamente por eso creemos que es importante abordar las cuestiones que van m谩s all谩, plantearnos estas preguntas, debatirlas en el contexto pol铆tico. 驴Cu谩les pueden ser las consecuencias de mis actos para m铆 y para los dem谩s? 驴Creo yo mismo en lo que digo y escribo? 驴Qu茅 significa la aplicaci贸n de mis ideas? 驴Cu谩l es mi posici贸n en ese caso?

Para nosotros, los autores de este texto, una cosa es cierta: ya no confiamos en el prisionero. No queremos compartir con 茅l nuestras luchas, espacios o entornos en el futuro. No queremos tener nada m谩s que ver con 茅l. Y creemos que los dem谩s deber铆an saber cu谩les son las razones.

<!–

–>




Fuente: Contramadriz.espivblogs.net